Pasar al contenido principal
Entérese de los cinco aspectos del nuevo avión presidencial mexicano
Viernes, Febrero 5, 2016 - 09:39

El Boeing 787-8 podrá transportar unos 80 pasajeros después de las adecuaciones requeridas por el Gobierno Federal y cuenta con equipos en telecomunicaciones satelitales e internet.

La madrugada de este miércoles 3 de febrero el nuevo avión presidencial aterrizó en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, tras haber partido de Aeropuerto Dallas Love Field a las 23:39 horas del martes 2 de febrero y tocó suelo de la capital mexicana a la 1:53 horas.

El nuevo avión José María Morelos con matrícula de vuelo XC-MEX de la Fuerza Aérea Mexicana entró al hangar presidencial unos minutos después de haber logrado el aterrizaje, mientras era custodiado por dos vehículos militares y un camión de bomberos, informó el diario Reforma.

El Boeing 787-8 llega, podrá transportar unos 80 pasajeros después de las adecuaciones requeridas por el Gobierno Federal y cuenta con equipos en telecomunicaciones satelitales e internet, Se espera que tenga una vida útil de 25 años, por lo que concluirá su servicio en 2040.

Los cinco aspectos a destacar:

- El nuevo avión fue adquirido en el 2009, por el ex Presidente Felipe Calderón que financió los US$218,7 millones, a 13,5 pesos por dolar de ese entonces, a 15 años, por lo que al finalizar la transacción de la aeronave habrá costado cerca de 7 mil millones de pesos (US$385 millones).

- El avión presidencial está construido con fibra de carbono, que ofrece menor peso y mayor resistencia al desgaste, además de contar con un diseño aerodinámico capaz de disminuir el efecto de turbulencia.

- El Boeing 787-8 llega a reemplazar al Boeing 757 "Presidente Juarez" que prestó servicios como avión presidencial durante 28 años. Su último vuelo lo realizó en noviembre pasado, cuando Enrique Peña Nieto asistió a la Conferencia del Cambio Climático celebrado en París.

- El "José María Morelos" tiene una autonomía de 14.500 kilómetros, sin necesidad de reabastecimiento de combustible. En concreto, puede viajar, sin tener que reabastecerse, a cualquier punto de América, Europa y una zona determinada de África.

- De acuerdo con el contrato, la nave hizo 178 vuelos de prueba y 671 horas en el aire, que le valieron las certificaciones de la EASA-FAA.

* Con información de El Economista de México y Atraccion360.com.

Autores

AméricaEconomía.com