Jaime Rodríguez, El Bronco, se perfila ya como el sucesor de Rodrigo Medina al frente del gobierno de Nuevo León, el tercer estado que más aporta al PIB de México, con cerca de 9% de lo que el país produce al año. Pero con él llegarán al gobierno otros funcionarios de candidatura independiente que no encontraron o que decidieron competir sin la compañía de una fuerza política que los respaldara.

Son ellos, junto con El Bronco, los primeros beneficiados de la reforma político-electoral aprobada en el 2014, que abrió la puerta a que todo mexicano que cumpla con los requisitos necesarios puede aspirar a un cargo público sin la necesidad de que sea respaldado por un partido político.

Entre los que llegarán o que al menos pelean cada voto en el conteo de sufragios se encuentran hijos de políticos que en solitario compiten por alcaldías o el caso de un estudiante que está en la posibilidad real de ganar una curul en el Congreso, en este caso de Jalisco.

Manuel Clouthier, hijo del legendario Manuel Clouthier “Maquío”, aspirante a la Presidencia de la República por el PAN en 1988, compite por una diputación federal por el distrito de Culiacán y podría ganar este cargo.

La de él, pudiera ser la única diputación federal que ganará un independiente en esta elección, según perfiló anoche mismo el INE en sus estimaciones de resultados de la que es la elección federal intermedia.

Los independientes dejan claro que la sociedad está en busca de nuevas propuestas y mayor sensatez por parte de los partidos políticos tradicionales, un hecho que algunos ya comienzan a reconocer, como es el caso del PRI, que anoche reconoció esta advertencia del electorado.

Pedro Kukamoto es un joven estudiante del ITESO en Jalisco, que como candidato independiente lidera las votaciones en prácticamente dos a uno en el Distrito 10 jalisciense, luego que lograría el 38.4% de los votos para llegar al Congreso local y de paso dejando en el camino al Movimiento Ciudadano, el partido cuya candidata representa a su más cercana competidora por el puesto y también, junto con el PRI, una de las fuerzas políticas más importantes en la zona metropolitana de Guadalajara.

José Alberto Méndez es candidato independiente al gobierno de Comonfort, un municipio de Guanajuato. Méndez está en la posibilidad real de echar al PAN de la cabecera municipal, partido político fuertemente arraigado en todo Guanajuato desde hace décadas.

En total, son alrededor de 125 candidatos independientes que por distintos motivos compitieron por un cargo este 7 de junio. No todos alcanzarán su sueño de llegar al sector público, pero sientan el referente de que este tipo de candidatos también pueden mover a un electorado hastiado de las ofertas de los partidos políticos tradicionales.

De aquellos 125, 71 estuvieron en la carrera por una alcaldía o delegación, para el caso de la ciudad de México, mientras que 29 buscaron ser candidatos para una diputación local; 22 más para diputados federales y tres más para gobernador, de los que uno resultó vencedor.

El grueso de los independientes: 53 ciudadanos, presentó su candidatura en los estados de Chihuahua, el Distrito Federal, Guanajuato, Hidalgo, Jalisco, Nuevo León, Sinaloa, Tamaulipas, Tlaxcala, Quintana Roo y Veracruz.

De entre todos ellos, cerca de seis aventajan a los candidatos de los partidos políticos y en dos casos, los de Pedro Kukamoto y Jaime Rodríguez, es irreversible la victoria de su candidatura.

Para el particular caso de Manuel Clouthier Carillo y de Juan Alberto Méndez, su triunfo es notorio y está por verse si se cristalizará el hecho de que serán ventajas holgadas ante los partidos tradicionales.

Clouthier aventaja al PRI con cerca de 2.000 votos por la diputación federal; Méndez, por su parte, saca de ganancia 600 votas más que el PAN en la contienda por Comonfort.

El resultado del resto de los candidatos los coloca entre los primeros cinco puestos de cada contienda en particular. En algunos casos, cercanos al PRI, al PRD o al PAN.

Aunque aún no está claro si resultaran ganadores, hay otras seis candidaturas a diputaciones locales y federales, sólo de la Manuel Clouthier es la más posible de triunfar, que aspiran a logar un cargo por sobre las propuestas del PRI, PRD, el PAN o Morena, que a su vez representaron las propuestas a vencer como candidaturas independientes.

En la ciudad de México, ocho independientes buscaron un puesto como jefe delegacional, pero es seguro que lograrán poco. Pese a ello, dieron muestra de ganar votos. Por ejemplo, el ciudadano Nazario Sánchez lograría casi 6.000 votos, lejos de Morena y el PRD, que se disputan la demarcación de la Gustavo A. Madero, pero que con los votos del independiente ganarían sobradamente esa elección delegacional.

Los independientes dejan claro que la sociedad está en busca de nuevas propuestas y mayor sensatez por parte de los partidos políticos tradicionales, un hecho que algunos ya comienzan a reconocer, como es el caso del PRI, que anoche reconoció esta advertencia del electorado.

“La política ya no es un monopolio de los partidos. A partir de esta elección, cualquier ciudadano que reúna las condiciones necesarias puede participar en los procesos políticos. Esto nos obliga a mejorar los procesos de selección y debemos poner atención en la militancia que participa con nosotros”, afirmó Marco Antonio Bernal Gutiérrez, representante del PRI ante el INE.