El juez 28 de garantías avaló la medida de aseguramiento en contra del suspendido alcalde de Bogotá, Samuel Moreno Rojas, dentro del proceso que se le adelanta por el llamado carrusel de las contrataciones.

En la decisión se consideró que en contra de Moreno Rojas existen pruebas claras que permite inferir que el burgomaestre interfirió en la entrega de contratos del Distrito para un grupo "ya establecidos por él".

Igualmente se comprobaron que pese a las serias demoras e irregularidades que presentaban la mayoría de los contratos viales en Bogotá, "no realizó ninguna acción preventiva para solucionar estas denuncias".

Rechazó además los argumentos de la defensa del alcalde y aclaró que su cliente "no ha sido víctima de los Nule, pues todos los hechos que se registraron fue por la carencia de actividad administrativa y no enfrentar la caducidad" de los contratos.

El juez no encontró injerencia razonable en el delito de concusión, desmentido así el testimonio de Miguel Nule acerca de las reuniones adelantadas presuntamente en Miami y en el puente aéreo de Bogotá.

"Puesto que ellos (los Nule) buscan un principio de oportunidad podrían estar formando una realidad paralela. Los testigos presentados por la Fiscalía declararon que los vieron pero no se señala que los observaron hablando, ni qué temas estaban tratando", precisó el juez.

En su conclusión, el funcionario judicial señaló que Moreno Rojas es un peligro para la sociedad, debido a la importancia y gravedad de los delitos que le fueron imputados, y que debido al poder que tuvo como burgomaestre de la capital podría obstruir la justicia.

Samuel Moreno es graduado en Economía y Derecho de la Universidad del Rosario (1978-1983) y adelantó cursos de postgrado sobre Derecho del Pacto Andino, el Código Contencioso Administrativo, el Estatuto de la Contratación Administrativa, Derecho Administrativo, la Reforma al Sistema Financiero, el Derecho Procesal, la evolución de las Instituciones Financieras y la Historia de la Revolución Comunera. Posee una maestría de la Escuela de Gobierno John F. Kennedy, de la Universidad de Harvard.