Santiago. El equipo chileno en la ciudad de La Haya teme que el presidente de Bolivia, Evo Morales, intervenga de forma inédita este lunes ante la Corte Internacional de Justicia en el inicio de los alegatos.

El mandatario altiplánico sostuvo este sábado una reunión con abogados y embajadores bolivianos en los países europeos. Su presencia preocupa a la delegación chilena, porque sería inédito que un presidente intervenga en estos alegatos.

Se presume que podría solicitar permiso para intervenir ante a los 15 jueces de la CIJ. Sobre esta situación, fue consultado el agente chileno Claudio Grossman.

“Nosotros estamos ante todas las contingencias, incluyendo esa, y van a ver cuál va a ser nuestra respuesta en el momento que nos corresponda hablar el jueves. Imagínese si esto está planteado como una posibilidad, no estaríamos cumpliendo con un deber de mínima diligencia si no nos planteáramos también qué hacer en esas circunstancias”, explicó el agente a Radio Bío Bío.

En Santiago, por su parte, el canciller Roberto Ampuero se prepara para viajar a La Haya con una delegación de parlamentarios y se manifestó bastante optimista.

“Es un viaje muy emotivo e invito a los chilenos a sentirlo también, porque aquí van a llegar a La Haya parlamentarios de distintos colores políticos, a demostrar su apoyo a la posición del Estado de Chile frente a la demanda de Bolivia, y quiero subrayarlo, se va en un ambiente de diversidad de transversalidad, de apoyo”, sostuvo Ampuero.