Ankara. El presidente turco Tayyip Erdogan se atribuyó la victoria en las elecciones presidenciales de este domingo y dijo que su partido gobernante AK y el socio de su alianza habían obtenido una mayoría parlamentaria.

Sin embargo, el principal partido de oposición dijo que era demasiado pronto para reconocer la derrota y que creía que Erdogan todavía podía no alcanzar el 50% necesario para evitar una segunda vuelta el 8 de julio.

"Nuestro pueblo nos dio la tarea de llevar los puestos presidencial y ejecutivo", dijo Erdogan en un breve discurso desde Estambul.

"Espero que nadie intente proyectar una sombra sobre los resultados y dañar la democracia a fin de esconder su propio fracaso".

La votación da inicio a una nueva y poderosa presidencia ejecutiva que desde hace tiempo busca Erdogan, respaldada por una pequeña mayoría de turcos en un referendo de 2017. Los críticos dicen que erosionará aún más la democracia en el estado miembro de la OTAN, afianzando el mandato unipersonal.

Un resultado inesperadamente fuerte del socio del Partido AK en la alianza, el nacionalista MHP, podría traducirse en una mayoría parlamentaria estable que busca Erdogan para gobernar libremente.

En las primeras operaciones de Asia, la lira turca se afirmaba modestamente contra el dólar por la perspectiva de una mayor estabilidad política.

El principal rival presidencial de Erdogan, Muharrem Ince de la mayor agrupación opositora, el Partido Popular Republicano (CHP), instó a los observadores electorales a seguir en las estaciones de voto para ayudar a asegurar contra un posible fraude electoral, mientras llegaban los resultados finales de ciudades grandes donde su partido normalmente tiene un desempeño fuerte.

Con 96% de los votos contados en la carrera presidencial, Erdogan tenía un 53%, cómodamente adelante de Ince con 31%, dijeron las emisoras del país.

En la votación parlamentaria, el Partido AK, de raíz islamista, tenía el 43% y su aliado MHP un 11%, en base al 98% de los votos contados, dijeron las emisoras.

En el campo opositor, el CHP obtenía el 23% y el Partido Democrático del Pueblo (HDP), pro-kurdo, un 11%, por encima del umbral que necesita alcanzar para entrar al parlamento.

La oposición planteó dudas sobre la precisión y confiabilidad de las cifras difundidas por la agencia de noticias estatal Anadolu, único distribuidor del recuento oficial de votos.