Los Ángeles. Uno de los representantes de la Comisión de Corporaciones de Arizona y responsable de la gestión de empresas de servicio público del estado, Gary Pierce, envió una carta al alcalde de Los Ángeles, Antonio Villaraigosa, amenazándolo con que si no reconsidera la decisión de boicotear a Arizona por su polémica ley de inmigración, suspenderá el suministro eléctrico a Los Ángeles.

Pierce –quien aclaró que no hablaba en nombre de toda la comisión- escribió que “si el boicot económico es lo que realmente desean, entonces con mucho gusto alentaré a las empresas de servicio público de Arizona a renegociar sus acuerdos sobre energía de manera que Los Ángeles ya no reciba energía procedente de los generadores de Arizona”.

Y advirtió que el estado puede “combatir el boicot con otro boicot, ya que el 25% de la electricidad de Los Ángeles proviene de sus centrales eléctricas”, informó spanish.china.org.cn.

Este miércoles, el ayuntamiento de Los Ángeles votó por 13 votos a favor y uno en contra, prohibir futuros negocios con Arizona.

La medida incluye la suspensión de todos los viajes a ese estado por negocios y abstenerse de participar en contratos con compañías con sede en Arizona cuando esto resulte legalmente posible.

El boicot podría afectar a US$56 millones en inversiones vinculadas con Arizona.