Bogotá. El presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, anunció este jueves la disposición de su país de apoyar a Colombia a consolidar las negociaciones de paz con la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN), mientras que el presidente colombiano, Iván Duque, agradeció el respaldo a las conversaciones que inició la anterior administración.

"Después de haber escuchado al presidente Duque, a mí no me cabe duda de que el presidente Duque quiere la paz para Colombia y que va a trabajar porque esa paz sea para siempre, sea duradera", declaró el mandatario español al término de su visita por Colombia, donde se entrevistó con Duque para profundizar la agenda bilateral entre ambos países.

"A mí me parece que lo más importante es que el presidente Duque no reniega de la paz, no reniega de los acuerdos; al contrario, por las conversaciones que hemos tenido y también con el gabinete, lo que he visto es un gobierno comprometido con la paz", agregó el presidente del gobierno español.

A su turno, Duque agradeció el respaldo ofrecido por España a las iniciativas de paz.

"Como usted sabe, nuestro mayor anhelo en Colombia es tener una paz sostenible y duradera que se cimente en la legalidad, en los principios de verdad, justicia, reparación y no repetición, y en eso agradezco su deseo de contribuirle a Colombia y tendremos muy en cuenta ese ofrecimiento para saber tocar la puerta oportunamente", aseveró.

El ELN saludó la oferta hecha por España de "apoyar la mesa" de negociación y recordó que está esperando en Cuba "la presencia de la delegación del gobierno colombiano".

Sobre los acuerdos de paz alcanzados en la pasada administración de Juan Manuel Santos el gobernante colombiano recordó: "Lo que dijimos era que había que corregir aquellas cosas que han salido mal y que merecen, por el bien de Colombia, encontrar soluciones."

Entretanto, el ELN saludó la oferta hecha por España de "apoyar la mesa" de negociación y recordó que está esperando en Cuba "la presencia de la delegación del gobierno colombiano."

La administración del presidente Duque está a la espera de que el grupo rebelde libere a nueve personas que mantiene secuestradas desde hace un mes para eventualmente iniciar negociaciones formales de paz.

Duque afirmó el pasado 10 de agosto que no aceptaba que la guerrilla del ELN realice secuestros como una forma de intimidación.

El jefe de Estado colombiano anunció que estudiará durante 30 días las conversaciones de paz que inició el gobierno anterior con esa guerrilla, y su administración tendrá reuniones con las Naciones Unidas y los países garantes para que ellos igualmente den su opinión sobre las negociaciones iniciadas el año anterior y que se llevaron a cabo en Cuba.

Los acercamientos de paz entre el gobierno de Santos y el ELN tenían como países garantes a Brasil, Chile, Cuba, Noruega y Venezuela.