Madrid. Una “presencia masiva” de presidentes latinoamericanos en la cumbre de la Unión Europea, América Latina y el Caribe que se realizará la próxima semana en Madrid, espera España.

El secretario de Estado para Iberoamérica, Juan Pablo de Laiglesia, sostuvo que "tenemos la confianza en que va a haber una presencia masiva y la sustentamos en que algunos de los presidentes que no han confirmado su venida están organizando actos paralelos en Madrid", dijo El Universal citando a Efe.

La cita en Madrid tambaleó la semana pasada, luego de que mandatarios de Unasur amenazaran con no asistir a la cita si el presidente de Honduras, Porfirio Lobo –quien había sido invitado por España- participaba.

Finalmente el jefe de Estado hondureño dijo que sólo irá a la cumbre de la UE y Centroamérica, lo que terminó con el conflicto.

A juicio de Juan Pablo de Laiglesia, lo que sucedió es una señal de que "la situación de Honduras es uno de los problemas que está por resolver en el marco de la concertación política latinoamericana".

Añadió que “la actitud de Unasur demuestra la incomodidad que aún existe en muchos países latinoamericanos ante el riesgo de que se pueda interpretar que el golpe de estado en Honduras y su solución se ha cerrado en falso y de que se dé la impresión de que las elecciones posteriores a un golpe de estado convalidan el propio golpe".

Sobre el objetivo de la cumbre, explicó que se busca “dar un paso adelante y hacia arriba en la relación entre Europa y América Latina, de manera que no nos veamos solo como socios birregionales sino que incluyamos en nuestro dialogo político, en nuestros objetivos de concertación, los grandes temas de la agenda global".