Madrid. El líder del principal partido de la oposición en España pidió este miércoles la convocatoria de elecciones anticipadas al presidente del Gobierno, del que dijo que ha perdido la credibilidad de una sociedad a la que ha engañado en el último año con su gestión de la crisis económica.

Mariano Rajoy, presidente del Partido Popular, realizó una dura intervención de poco más de media hora en el debate del Estado de la Nación, después de que el presidente José Luis Rodríguez Zapatero pidiera por la mañana la unidad y el apoyo de todas las fuerzas políticas a sus medidas de austeridad.

"No puede ni imaginarse el bien que haría al crédito de España con una simple medida (...) usted no está en condiciones de gobernar. El mejor servicio que puede hacer al país es disolver el Parlamento y convocar elecciones generales", dijo Rajoy, con la bancada de su partido aplaudiendo de pie.

En una intervención interrumpida en varias ocasiones por las llamadas al orden del presidente de la Cámara, José Bono, Rajoy recordó que hace un año Zapatero dijo que no era necesario llevar a cabo reformas de alcance.

Y argumentó que en los últimos 12 meses esa inacción ha llevado a la destrucción de 700.000 empleos, al cierre de 35.687 empresas y a que el déficit público haya sobrepasado 11% del Producto Interno Bruto.

El líder de la oposición reprochó a Zapatero que ahora pida apoyo cuando hace un año se negó a reconocer la grave situación por la que atravesaba la economía española y que ha llevado a que el desempleo sobrepase 20% de la población.

"Si lo hizo mal cuando no tenía prisas, ¿cómo va a hacerlo ahora a matacaballo?", dijo Rajoy, recordando que Zapatero acaba de aprobar una reforma laboral que abarata el despido cuando hace un año dijo que nunca tocaría los derechos de los trabajadores.