Caracas. España y Venezuela acordaron recomponer sus relaciones diplomáticas con la restitución de sus embajadores, dijeron las cancillerías de ambos países el miércoles, varios meses después de la última diatriba que llevó al retiro de sus representantes.

Según un comunicado conjunto, determinaron "iniciar un proceso de normalización de sus relaciones diplomáticas en beneficio de sus ciudadanos".

"Para ello han convenido hoy el regreso en los próximos días de sus embajadores, con el fin de restituir los canales de diálogo diplomático entre los dos gobiernos, en el marco del respeto mutuo y del Derecho Internacional", agrega el texto.

El Gobierno del presidente Nicolás Maduro acusó en enero directamente al jefe del Gobierno español, Mariano Rajoy, de estar detrás de las sanciones que impuso la Unión Europea contra siete altos cargos venezolanos y declaró persona "non grata" al embajador español.

España tomó la misma medida con "estricta reciprocidad".

Ambos jefes de gobierno han mantenido una tensa relación diplomática por años, una vez que Rajoy criticó la detención de líderes políticos opositores y Maduro lo acusó a proteger a un "prófugo de la justicia".

España también ha instado al Gobierno venezolano a mejorar la situación económica y reforzar las libertades en el país sudamericano.