Madrid. El presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, anunció este sábado que no aspirará a un tercer mandato en las elecciones generales de 2012, en las que se espera que el gobernante Partido Socialista sea derrotado.

Zapatero, de 50 años y en el poder desde marzo de 2004, se ha visto afectado por un fuerte descenso en sus niveles de popularidad en los últimos dos años a raíz de la grave crisis económica que vive España y que ha llevado al desempleo a uno de cada cinco trabajadores.

"No voy a ser candidato en las próximas elecciones generales", anunció Zapatero en una reunión del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) en su sede principal en Madrid, cuando queda poco más de un mes para los comicios en 13 comunidades autónomas y en los ayuntamientos de toda España.

En medio de la fuerte caída en sus niveles de aprobación, Zapatero se vio obligado a imponer medidas de austeridad y reformas económicas para evitar que España siga los pasos de Grecia e Irlanda, teniendo que pedir un paquete de rescate a la Unión Europea.

El presidente afirmó que terminaría su actual mandato, lo que descarta una convocatoria de elecciones anticipadas como la que se vio forzada a hacer Portugal este viernes a consecuencia de la gravedad de su crisis económica.

"Voy a ejercer mi responsabilidad como presidente del Gobierno hasta el final de la legislatura, hasta el último día", sostuvo, añadiendo que el gabinete tenía claro el programa de acción en su último año.

Buscando impulsar al PSOE. En cuanto a la búsqueda de un sucesor, Zapatero pidió al PSOE que respete los tiempos y procedimientos para abrir el proceso de primarias del partido del que deberá salir el próximo candidato socialista a las elecciones generales.

"El mecanismo del dedazo simplificaría mucho las cosas, pero no es el nuestro ... ni el de la mayoría de la sociedad española", dijo el mandatario, que propuso postergar el debate hasta después de las elecciones regionales del 22 de mayo.

El sucesor de Zapatero tendrá que enfrentarse en mayo del año próximo a Mariano Rajoy, líder del conservador Partido Popular (PP), que encabeza los sondeos con diferencias de más de diez puntos porcentuales frente a los socialistas.

Entre los principales aspirantes a la presidencia se encuentran el vicepresidente primero y ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, y la ministra de Defensa, Carme Chacón.

La cuarta mayor economía de la zona euro fue el blanco de los mercados de bonos cuando se reventó la burbuja inmobiliaria del país en el 2008, causando una recesión y llevando la cifra del desempleo al 20 por ciento. La recuperación de España ha sido más lenta que en el resto de Europa.

El PP se ha comprometido a profundizar los recortes de gastos si llega al poder el año próximo. Los sondeos muestran que el partido de oposición ganaría las elecciones generales si se realizaran ahora, incluso aunque Rajoy no es tan popular como Zapatero.

También se espera que el PP tenga un buen resultado en las elecciones regionales del 22 de mayo.

Los socialistas quieren que el anuncio de Zapatero devuelva cierta credibilidad al partido que les permita ganar votos en los comicios del mes próximo.