Ciudad de México.- La liberación de la exlíderesa del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Elba Esther Gordillo, quien estuvo detenida más de cinco años acusada de lavado de dinero y delincuencia organizada, no le favorecerá para nada al presidente electo Andrés Manuel López Obrador, consideró Arturo Cano.

En entrevista, el coautor del libro Doña Perpetua sostuvo que será uno de los grandes misterios de la política nacional saber si fue coincidencia o premeditado que un tribunal unitario penal absolviera a la maestra de los delitos, justo horas antes de que López Obrador recibiera la constancia que lo acredita como presidente electo de México.

“Toda esta especulación sobre si fue López Obrador, si fue Peña Nieto el que la liberó sale sobrando porque ya puesto en el terreno de las especulaciones podemos hablar de una travesura del Poder Judicial de la Federación molesto con las amenazas de austeridad del gobierno que todavía no comienza. Sin embargo, creo que evidentemente no es algo que favoreciera a López Obrador, pues la noticia de su entrega de constancia  (de mayoría) compartió espacio en todas portadas en los diarios con la puesta en libertad de Elba Esther Gordillo”.

Para el también periodista, la salida de Elba Esther Gordillo de prisión no necesariamente implica un regreso a la operación política, pues, explicó ya no cuenta con la misma fuerza y poder que ostentaba hace algunos años. En el SNTE, sostuvo, su fuerza disminuyó debido a que no tiene el control de la Secretaría y porque además desde su encarcelamiento ha habido varios relevos seccionales que hoy ocupan profesores quienes no le deben el cargo. Respecto al Partido Nueva Alianza, dijo, para empezar esa fuerza política está a punto de perder el registro y además la gente que algún día fue cercana a ella, ya no lo es, como el dirigente Luis Castro Obregón.

Arturo Cano mencionó que aunque no es claro si la maestra tiene ánimos de venganza, gente cercana a ella sí.

“En su equipo sí hay personas que tienen ánimos de revancha y enfilan sus baterías hacia el presidente del Panal, Luis Castro, antes una persona cercanísima a Elba Esther, así como en contra de Juan Díaz de la Torre, presidente del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación. No se nos olvide que el puesto donde está es por la misma profesora Gordillo”.

En ese sentido, adelantó que quizá gente cercana a la maestra busque retomar el control del partido, para lo cual ya cuentan con la asociación civil Maestros por México que la integran personajes como Tomás Vázquez Vigil, exsecretario general del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación y muy cercano a Elba Esther Gordillo.

Le sobran puentes en el equipo de AMLO. Arturo Cano afirmó que para nadie es un secreto que gente de la maestra estuvo cercana a la campaña del hoy presidente electo Andrés Manuel López Obrador, por lo que no hay duda que le sobran puentes dentro del equipo del morenista.

“En libro de Alberto Aguirre y mío, Doña Perpetua, citamos una frase de Elba Esther Gordillo cuando habla de sus tres amores: Esteban Moctezuma, Marcelo Ebrard y Jorge Castañeda. Nada más le faltó uno en el equipo de López Obrador, ellos siguen siendo cercanos a la maestra, la respetan, la consideran. Ahora, que por ese afecto tenga alguna posibilidad de operar políticamente dependerá de muchísimos factores”.

Al respecto, enfatizó que la maestra regrese al escenario político no debería depender de Andrés Manuel López Obrador, como sucedió en sexenios pasados.

Elba Esther llegó por la voluntad de un presidente de la República y salió por la voluntad de otro presidente de la República. Esperemos que por el bien del país y atenidos a las promesas del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, de que será respetuoso en la separación de poderes, esperemos que no pretenda utilizar el mismo método”.

No se necesita a Gordillo para derogar la reforma educativa. Para Arturo Cano la salida de la maestra no es una señal de que la reforma educativa será derogada, pues eso ya lo dejó más que claro el propio presidente Andrés Manuel López Obrador y su próximo secretario de Educación, Esteban Moctezuma Barragán.

“¿Para qué necesita López Obrador, Esteban Moctezuma  o las bancadas de Morena en el Congreso a Elba Esther Gordillo? Absolutamente para nada. Ellos tienen los votos. 30 millones de votos matan, Elba Esther Gordillo no va a ser un factor en ningún sentido”.