México. Después de denunciar violaciones a sus derechos, el narcotraficante mexicano Joaquín "El Chapo" Guzmán ha logrado atraer la atención de la opinión pública en las últimas tres semanas al exponer parte de su vida familiar para ventilar supuestos maltratos a los que está sujeto en la prisión.

La inusual situación, calificada por el gobierno de México como una mera estrategia mediática, ha incluido que la propia esposa del líder del Cártel de Sinaloa, sus dos hermanas, su equipo de abogados y una supuesta hija que había permanecido en el anonimato rompan el silencio para acusar los presuntos abusos.

El investigador del Instituto Nacional de Ciencias Penales (Inacipe), Martín Barrón, calificó como inédito en la historia del narcotráfico en México que el círculo familiar y legal de un capo acceda a compartir con la prensa su vida cuando estaba en libertad, sus condiciones en reclusión e incluso supuestos pactos que tenía con políticos.

"Si es o no es una estrategia está dando resultados porque están saliendo cosas que el gobierno a lo mejor no esperaba y están sembrando la duda", dijo a Xinhua el criminólogo especialista en narcotráfico y cárceles.

La andanada mediática arreció cuando la cadena estadounidense Telemundo divulgó el 19 y 21 de febrero una entrevista con Emma Coronel, actual esposa del criminal oriundo de una humilde comunidad de la municipalidad de Badiraguato, en el estado de Sinaloa (oeste), que está en espera de conocer si es extraditado a Estados Unidos.

Casada con Guzmán desde 2007, Coronel externó en la inédita y amplia entrevista que su esposo recibía tratos crueles en la prisión federal de máxima seguridad del Altiplano y que a más de un mes de su recaptura solo lo había visto 15 minutos.

"Donde yo no veo la estrategia mediática es en el gobierno federal, ahí es donde no la veo". Gabriel Regino.

El líder del Cártel de Sinaloa está preso desde el 8 de enero en esa cárcel, ubicada en el central estado de México, de la que escapó en julio de 2015 por un túnel construido por cómplices que conectaba un terreno en el exterior con la regadera de su celda.

La mujer de 26 años, ex reina de belleza de Durango (oeste), su estado natal, defendió a Guzmán señalando que a ella no le constaba que traficara drogas, que no era un hombre violento y que, por el contrario, era cariñoso con sus dos pequeñas hijas gemelas.

Por su parte, José Refugio Rodríguez, coordinador del equipo legal del capo, ha salido ante la prensa mexicana constantemente para acusar que las autoridades del penal pasan lista al narcotraficante cada hora durante el día y cada cuatro por la noche, lo que le ha afectado a la salud porque no duerme.

El experto en temas de seguridad y criminología, Gabriel Regino, enfatizó que el gobierno federal no ha tenido la capacidad de atajar con contundencia la avalancha de declaraciones del círculo cercano del criminal que llegó a ser líder del cártel con presencia transnacional tras iniciar su camino en el narcotráfico a los 15 años de edad.

"Donde yo no veo la estrategia mediática es en el gobierno federal, ahí es donde no la veo".

"El tema no es jurídico, es un tema de comunicación social, entonces algún área habría tenido que haber salido a descalificar los señalamientos", expuso a Xinhua Regino, quien es profesor de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

El experto consideró insuficiente la última declaración del gobierno al respecto, luego que el comisionado Nacional de Seguridad, Renato Sales, afirmara el 7 de marzo que existía una abierta estrategia mediática con especulaciones para hacer pasar al capo como víctima para que se relaje la vigilancia a la que está sujeto.

"El Estado mexicano no se va a prestar a chantajes ni a litigar en los medios", advirtió Sales en un mensaje a la prensa en el que reiteró que las medidas especiales a las que está sujeto "El Chapo" son legales.

La respuesta gubernamental se dio tres días después de la última noticia bomba alrededor del narcotraficante, pues el 4 de marzo el diario británico The Guardian divulgó una entrevista con una supuesta hija de Guzmán que reveló que su padre tenía un pacto con el gobierno y financiaba campañas políticas.

Identificada como Rosa Isela Guzmán, la mujer se desdijo este 8 de marzo después de que la propia esposa de "El Chapo" y su equipo de abogados negaran públicamente esas afirmaciones.

[[wysiwyg_imageupload:6582:]]

El mismo día que se divulgó la entrevista con la supuesta hija, las hermanas del capo, Bernarda y Armida Guzmán, dieron una conferencia de prensa afuera del Altiplano para pedir que las autoridades dieran un trato digno al capo y en protesta un hombre inició una huelga de hambre de dos semanas.

"¿Cuál de todo esto verdad y cuál no? Es un problema porque se necesita probar, no solamente es decir", dijo Barrón, experto del Inacipe, en torno a la polémica que envuelve al criminal que enfrenta una decena de juicios en México y dos procesos de extradición a Estados Unidos.

Juan Pablo Badillo, uno de los abogados de Guzmán, negó en entrevista con Xinhua que sostengan la estrategia mediática que señala el gobierno y advirtió que en todo caso las autoridades podrían mostrar a "El Chapo" ante la prensa para que se conozca la condición en la que se encuentra.

"Se le está torturando de una forma cruel e inhumana, se le está degradando su salud al grado de estar al borde del colapso. No es ninguna estrategia mediática, es una defensa justa", insistió Badillo.

Regino, profesor de la UNAM, consideró que la polémica se asemeja más a un culebrón televisivo y lamentó que la exposición mediática de "El Chapo" a lo largo de los años lo haya convertido en un desafortunado ejemplo de conducta para ciertos grupos sociales.

"La entrevista de Emma coronel generó interés a tal grado que una bloguera subió un video a la red de cómo maquillarse como Emma Coronel. No se atajó esta circunstancia", expuso Regino.