El próximo 29 de junio, en Ottawa, Canadá, se llevará a cabo la VIII Cumbre de Líderes de América del Norte (CLAN) en medio de temas coyunturales como la sucesión presidencial en Estados Unidos, la posible eliminación de la visa canadiense y el impulso a una nueva relación con Canadá, así como señalamientos en contra de México en el contexto internacional.

Para el investigador Adolfo Laborde (ITESM), los cuestionamientos a nuestro país en materia de derechos humanos (DH) y combate a la corrupción pueden empañar el encuentro de la siguiente semana entre los líderes Enrique Peña (México), Barack Obama (EU) y Justin Trudeau (Canadá).

“Estos sucesos van a empañar, van a generar una cuestión ríspida entre México y sus socios, en este caso Estados Unidos, que de una u otra manera tienen una serie de políticas muy establecidas y la presión internacional va a estar poniendo los ojos en lo que está sucediendo en México”, apuntó el académico.

Laborde opinó que ese escenario se avizora así y no sólo por lo que pasó recientemente en Oaxaca, el enfrentamiento entre la Policía Federal y maestros de la CNTE, sino también por la violación de los derechos humanos, como en Guerrero.

“Entonces, sí está complicado el tema y, bueno, hay que tener mucha paciencia para que esto no empañe la relación trilateral, que por supuesto tiene toda una agenda económica y de cooperación”, manifestó.

En este sentido, describió que en la agenda trilateral hay temas a analizar como la competitividad, cooperación bilateral, integración energética y seguridad.

Reconoció que, además, se llega a la cumbre en un ambiente complicado por el tema del proceso electoral en Estados Unidos. Cabe recordar que Donald Trump ha centrado parte de su estrategia en críticas a México.

Asimismo, el investigador del Tecnológico de Monterrey recordó que se ha tratado de dar un viraje en la relación e ir ahora más allá del tema de la seguridad.

“(Se busca) darle un cambio a la connotación de la relación trilateral (México-Estados Unidos-Canadá), bilateral (México-Estados Unidos) en este caso, que es la más dinámica (...), de hacer a un lado el tema migratorio, el tema de la seguridad, y enfocarse a otros temas, de recuperación educativa, el tema de la competitividad”.

Aunque Laborde alertó que hay temas que “empañan” ese discurso —del viraje— y habrá elementos que permitan suponer que en estos temas, y que se hacen a un lado, no se ha avanzado lo suficiente.

La reunión en Ottawa se dará en un contexto en el que el mandatario estadounidense, Barack Obama, está en su etapa de salida de gobierno. Al respecto, el investigador puntualizó que se tienen que generar elementos que den continuidad a la relación, aunque advirtió que ello dependerá de los resultados del proceso electoral estadounidense.

“Habrá que esperar (...) el cambio de gobierno, en el entendido que sea un gobierno republicano (con Donald Trump), pues las cosas van a cambiar drásticamente. En el entendido que sea (...) una permanencia del mismo partido demócrata, posiblemente podamos hablar de una continuidad”.

Por su parte, Athanasios Hristoulas, del ITAM, detalló que el objetivo de todas las cumbres es examinar cómo va América del Norte en todos los sentidos: económicos, sociales y políticos.

Sin embargo, para el investigador del Instituto Tecnológico Autónomo de México, las críticas a México en materia de derechos humanos y combate a la corrupción no afectarán a la cumbre.

Hristoulas indicó que particularmente Justin Trudeau, primer ministro de Canadá, quiere destacar que se busca mejorar la relación con nuestro país. “Trudeau quiere mandar una señal de que ya está reiniciando la relación con México, o que se está en una nueva etapa positiva”, agregó el académico.

Visas para Canadá

Adolfo Laborde, académico del ITESM, puntualizó que en la VIII Cumbre de Líderes de América del Norte un tema importante será la probabilidad de eliminación del requisito de visa para mexicanos que visiten Canadá.

En la cumbre de Toluca, en febrero del 2014, se habló de explorar mecanismos que permitieran, “en un futuro próximo” eliminar las visas a mexicanos que viajan a territorio canadiense.

Sin embargo, para Hristoulas, la visa no sería eliminada de momento, aunque recordó que el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, sí ha expuesto su intención de cambiar la relación con México.