Bogotá. "A mí me han acusado de muchas cosas, pero lo que me encontré este sábado sí es algo insólito: que dizque ando armando planes para asesinar al presidente de Venezuela", manifestó el mandatario colombiano, Juan Manuel Santos, quien entrega su cargo este martes, tras ocho años en el poder.

"¡Por Dios!, yo le digo al presidente de Venezuela, yo el sábado estaba en unas cosas mucho más importantes, estaba bautizando a mi nieta", manifestó Santos, al intervenir en un foro sobre organismos de control que se celebra en Bogotá.

Este sábado, Nicolás Maduro, su esposa Cilia Flores y el ministro de Defensa, Vladimir Padrino López, fueron desalojados de un acto que celebraba el 81 aniversario de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), luego de que francotiradores derribaran drones supuestamente cargados de explosivos.

El hecho, calificado por el Gobierno venezolano como un atentado, dejó al menos siete militares heridos y fue atribuido por Maduro a "la extrema derecha" y al gobierno del presidente Juan Manuel Santos.

"Hemos despejado la situación en tiempo récord. Se trata de un atentado para matarme. Han intentado asesinarme el día de hoy y no tengo dudas que todo apunta a la ultraderecha venezolana en alianza con la ultraderecha colombiana y el nombre de Juan Manuel Santos está detrás de este atentado”, declaró Maduro.