Brasilia. El gobierno del norteño estado brasileño de Roraima pidió este lunes al Tribunal Supremo del país que detenga la entrada de inmigrantes venezolanos, ya que el estado lucha para hacer frente a un flujo que ya ha desencadenado violentas confrontaciones.

Decenas de miles de venezolanos han cruzado la frontera hacia el estado de Roraima en los últimos años, huyendo de la crisis económica y política en su país. 

La afluencia ha desbordado los servicios sociales del estado y ha provocado un aumento en el crimen, la prostitución y las enfermedades, y ha provocado incidentes de xenofobia, dicen funcionarios del gobierno brasileño.

Este sábado, residentes de Pacaraima, provocaron disturbios y expulsaron a inmigrantes venezolanos luego de que el dueño de un restaurante del lugar fuera apuñalado y golpeado, presuntamente de parte de cuatro presuntos inmigrantes, dijeron autoridades del Gobierno.

El Gobierno de Brasil anunció el envío de 120 efectivos de la Fuerza Nacional para reforzar la seguridad en el estado fronterizo de Roraima, tras ataques xenófobos contra inmigrantes venezolanos este fin de semana.

El ejército brasileño dijo que 1.200 venezolanos, entre ellos mujeres y niños, huyeron a Venezuela este sábado cuando residentes reaccionaron violentamente al ataque al dueño de una tienda local.

Los airados manifestantes destruyeron tiendas de campaña, que venezolanos usaban para acampar en la calle cerca de una estación de autobuses, e incendiaron las pertenencias que los inmigrantes dejaron atrás.

Envían militares a la frontera. El Gobierno de Brasil anunció el envío de 120 efectivos de la Fuerza Nacional para reforzar la seguridad en el estado fronterizo de Roraima, tras ataques xenófobos contra inmigrantes venezolanos este fin de semana.

Las autoridades enviarán asimismo a 36 voluntarios del sector de salud para atender a los migrantes, señaló el Gobierno de Michel Temer, tras celebrar una reunión de emergencia este domingo.

Éxodo sin precedentes. El Gobierno de Temer anunció este lunes que seguirá impulsando medidas como la reubicación de migrantes en otros estados brasileños y la construcción de refugios temporales para afrontar la crisis en el norte del país.

Entretando, el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, anunció que ha convocado a una reunión urgente del Consejo Permanente de la organización, para tratar la crisis migratotria venezolana.

*Con información de Reuters y DW.