El Cairo. Estado Islámico se atribuyó la responsabilidad por el letal atentado del lunes durante un concierto en la ciudad británica de Manchester, donde dijo haber colocado explosivos, de acuerdo a un comunicado publicado por la aplicación de mensajería Telegram.

"Uno de los soldados del califato pudo colocar un artefacto explosivo dentro del encuentro de los cruzados en la ciudad de Manchester", indicó el grupo.

El grupo yihadista afirmó que el ataque es una "venganza de la religión de Dios" y que tiene por objetivo "aterrorizar a los politeístas", en referencia a los cristianos, y también lo justificó como una "respuesta a sus agresiones contra las casas de los musulmanes".

La nota cifró en 30 los muertos y en 70 los heridos, y amenazó con que "lo que viene va a ser más fuerte, más intenso, contra los adoradores de la cruz y sus aliados".

Al menos 22 personas murieron, entre ellas algunos niños, y 59 resultaron heridas el lunes cuando un atacante suicida detonó un artefacto explosivo al final de un recital de la cantante estadounidense Ariana Grande en la ciudad británica de Manchester.

En redes sociales, los círculos afines al EI celebraban horas antes el atentado, atribuyéndolo a esta organización terrorista. Incluso, un encapuchado reivindicó el ataque en del EI, en un video difundido por el experto marroquí en movimientos yihadistas Abdallah Rami. Pero la autenticidad del video tampoco había podido ser establecida con certeza. Además, en este caso, se trataba de un formato que el EI no usa habitualmente para reclamar la autoría de ataques terroristas.

La policía, no obstante, parte desde el inicio de que se trata de un "terrible ataque terrorista", perpetrado por un hombre. Aunque no tenía claro si este habría actuado solo o formaba efectivamente parte de una red terrorista. Un hombre de 23 años ha sido detenido en el sur de Manchester, en relación con este incidente.

Según un portavoz policial, el presunto atacante suicida hizo explotar un artefacto artesanal en la noche de este lunes. La Policía de Manchester recibió la primera llamada de emergencia el lunes a las 22:33, hora local.

Al menos 22 personas (además del propio atacante) han muerto y 59 resultaron heridas. Entre los muertos hay también niños. Varios de los lesionados están en estado crítico.

* Con información de Reuters y DW.