De acuerdo con cifras del Sistema Nacional de Seguridad Pública, la entidad concentra altos índices de delitos, en particular entre el 2010 y el 2015, periodo del priísta Javier Duarte de Ochoa.

El estado de Veracruz es de las entidades con mayor número de denuncias por amenazas en el país. La entidad registra altos índices de homicidios dolosos, ataques sexuales y secuestros desde el 2010 a la fecha, de acuerdo con el Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP).

Del 2010 a junio del 2015, periodo del actual gobernador Javier Duarte de Ochoa, se han denunciado 20.113 casos por algún tipo de amenaza.

En el 2010 se denunciaron 3.942 casos; 4.606, en el 2011; 4.061, en el 2012; 3.624, en el 2013; 2.640, en el 2014 y 1.240 en lo que va del 2015. Este nivel de incidencia delictiva sólo es superado por el Distrito Federal, donde tan sólo en el 2014 se denunciaron 14.515 casos de amenazas.

En una revisión hecha por El Economista, se constata que hay estados con una incidencia menor que en Veracruz por ese delito. Por ejemplo, en el 2014 se denunciaron 25 amenazas en Campeche; cero en el estado de México; 77 en Tlaxcala y 339 en Zacatecas.

La Fiscalía Especial para la Atención de Delitos cometidos en contra de la Libertad de Expresión tiene un presupuesto en el 2015 de 28 millones 891.583 pesos. En el 2015, esa fiscalía no ha hecho público ningún caso que se encuentre atendiendo.

En ese sentido, por el nivel de incidencia de las amenazas, Veracruz se compara con estados con tasas similares, como Nuevo León, con 4.432 casos o Jalisco, 6.653 denuncias.

Respecto de la incidencia del homicidio doloso, en Veracruz se registra de la siguiente manera: en 583, en el 2010; 890, en el 2011; 982, en el 2012; 860, en el 2013; 487 homicidios en el 2014 y de enero a junio de este año se cometieron 244 homicidios dolosos.

Los delitos sexuales (violación) en Veracruz también reflejan una alta incidencia: 982, en el 2010; 1,118, en el 2011; 2,055, en el 2012; 1,737, en el 2013; 1,110, en el 2014 y 222 denuncias de ataques sexuales en lo que va del 2015.

En materia de secuestro, los datos del Sistema Nacional de Seguridad Pública muestran un crecimiento desde el 2010, cuando se registraron 16 casos; 91 en el 2012; 109, en el 2013; 144, en el 2014, y de enero a junio se registraron 48 privaciones ilegales de la libertad.

El Registro Nacional de Datos de Personas Extraviadas o Desaparecidas refiere que en Veracruz se denunciaron 582 casos de personas que aún siguen sin ser localizadas.

FEADLE, con 28 millones de presupuesto y sin un caso. La Fiscalía Especial para la Atención de Delitos cometidos en contra de la Libertad de Expresión tiene un presupuesto en el 2015 de 28 millones 891.583 pesos. En el 2015, esa fiscalía no ha hecho público ningún caso que se encuentre atendiendo.

Y es que la FEADLE es la autoridad de la PGR encargada de dirigir, coordinar y supervisar las investigaciones y, en su caso, perseguir los delitos cometidos en contra de quienes ejercen la actividad periodística o se cometan en razón del ejercicio de derecho a la información o de libertad de prensa y expresión.

Tras el homicidio del fotoperiodista Rubén Manuel Espinosa Becerril, la FEADLE, a cargo de Ricardo Nájera, dijo que se mantiene “atenta a los avances de la investigación” por parte de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF), y añadió que “en su momento, si es necesario, la dependencia federal coadyuvará en la referida indagatoria y determinará las acciones que le corresponden a la fiscalía de acuerdo con su ámbito de competencia”.

La CNDH cuenta con el Programa de Agravio a Periodistas y Defensores Civiles, adscrito desde el 2005 a la Quinta Visitaduría, con el objetivo de brindar atención personalizada a los trabajadores de los medios de comunicación y miembros de organismos civiles de defensa de los derechos humanos.

Aunque no cuenta con un presupuesto propio, es la Quinta Visitaduría la que destina recursos presupuestales para la atención de quejas de presuntas violaciones a los derechos fundamentales de ambos grupos, a fin de que la autoridades se comprometan a su respeto.

Asimismo, la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), a través de la Relatoría para la Libertad de Expresión, tiene como mandato principal la asesoría y apoyo a periodistas y defensores de los derechos humanos.