Washington. Las acusaciones de que el aspirante republicano a la presidencia de Estados Unidos Herman Cain acosó sexualmente a mujeres en la década de 1990 ya comenzaron a dañar su campaña para llegar a la Casa Blanca, de acuerdo a un sondeo de Reuters/Ipsos.

La encuesta indicó que la proporción de republicanos que ve favorablemente a Cain cayó 9 puntos porcentuales y se ubicó en 57%, respecto del 66% de hace una semana.

Entre todos los votantes registrados, la favorabilidad a Cain declinó 5 puntos porcentuales, quedando en 32% respecto del 37%.

El sondeo representa la primera evidencia de que las acusaciones sobre acoso sexual, que datan de cuando Cain estuvo a cargo de la Asociación Nacional de Restaurantes, han afectado su campaña por llegar a la presidencia.

Una mayoría de los consultados, 53%, cree que las acusaciones en contra de Cain son reales, pese a que el político las ha desestimado. Los republicanos eran menos propensos a pensar que son ciertas, con 39% que señaló que eran reales.

"Lo más sorprendente es que Herman Cain realmente está sufriendo un declive sustancial en los niveles de favorabilidad hacia él, particularmente entre los republicanos", afirmó Chris Jackson de la encuestadora Ipsos.

Cain, de 65 años, un ex ejecutivo de una compañía de pizzas sin experiencia política, ha estado a la par en los sondeos con el ex gobernador de Massachusetts Mitt Romney en su campaña por obtener la nominación republicana que lo llevaría a enfrentarse al presidente Barack Obama en las elecciones del año próximo.

Al menos tres mujeres lo han acusado de cometer acoso sexual durante el tiempo en que fue un importante cabildero de la industria de restaurantes. Cain ha dado relatos contradictorios sobre los casos desde que éstos se propagaron en los medios hace una semana tras reportes publicados en la página web de noticias Politico.

El aspirante republicano insiste en que las acusaciones no tienen fundamentos y en que ha sido acusado injustamente.