El gobierno de Estados Unidos abrió sus puertas a Honduras. El presidente Porfirio Lobo inició este martes una histórica visita en Washington, en donde sostendrá el miércoles su primera reunión oficial con el gobernante estadounidense Barack Obama.

La cita está programada para las 3:45 de la tarde (1:45 hora en Honduras) y se llevará a cabo en las instalaciones de la Casa Blanca, en donde ambos mandatarios dialogarán por primera vez sobre temas de comercio, cooperación, democracia, seguridad, justicia y migración.

El Heraldo es el único diario que se trasladó desde el lunes a Washington para llevar los detalles del encuentro oficial entre el presidente Porfirio Lobo y su homólogo Barack Obama, desde la propia Casa Blanca.

Previo al trascendental encuentro, Lobo Sosa sostuvo ayer reuniones con funcionarios del Departamento de Estado, senadores, diplomáticos y con los miembros de la Organización de Estados Americanos (OEA).

El mandatario hondureño inició su agenda en Washington con un desayuno privado con el senador vicepresidente del Subcomité de Relaciones Exteriores para el Hemisferio Occidental, Cuerpo de Paz y Asuntos Globales y Antinarcóticos, Marco Rubio, y además con el senador vicepresidente del Subcomité de Operaciones y Organizaciones, Derechos Humanos, Democracia y Asuntos Globales de la Mujer, Jim de Mint.

El secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, destacó este martes el trabajo del presidente Porfirio Lobo durante los 21 meses de su gobierno en la búsqueda de la unidad hondureña y el reconocimiento internacional.

En el encuentro participaron el canciller de la República, Arturo Corrales, y el embajador de Honduras ante los Estados Unidos, Jorge Ramón Hernández Alcerro. Más tarde, el gobernante recibió -en el hotel en el que se hospeda- a la secretaria del Departamento de Seguridad Nacional, Janet Napolitano, quien semanas atrás se había reunido con el exsecretario de Seguridad, Óscar Álvarez. Napolitano llegó acompañada por la embajadora de Estados Unidos en Honduras, Lisa Kubiske. Durante la reunión, en la que también participaron el secretario de Seguridad, Pompeyo Bonilla, y el subsecretario de Defensa, Carlos Fúnez, se abordó la problemática de Puerto Cortés y también se analizaron las deficiencias que enfrenta la Policía Nacional.

Arturo Corrales, secretario de Relaciones Exteriores, dijo que en el tema de Puerto Cortés se analizó la necesidad de aumentar la seguridad y explicó que el gobierno estadounidense se comprometió a brindar un apoyo directo a la Policía.

Corrales reveló que el Presidente de la República converso además con la secretaria del Departamento de Seguridad Nacional sobre la necesidad de incrementar las medidas de seguridad a los pasaportes que se emiten en Honduras.

"Se prometió apoyo con las agencias que tienen que ver en el tema de seguridad con capacitación en equipo técnico para la detección del tráfico de armas, del tráfico de dólares, de combatir el narcotráfico y el crimen organizado pero es tarea de nosotros los hondureños eficientar los recursos", dijo el secretario de Seguridad, Pompello Bonilla.

Consultado sobre las reformas a lo interno de las Secretarías de Seguridad y Defensa, Bonilla dijo ayer que aún se están analizando los cambios que se requieren para fortalecer el combate contra la delincuencia y crimen en el país.

"Pepe" en la OEA. Tras la reunión con Napolitano, Lobo Sosa se trasladó a las instalaciones de la Organización de Estados Americanos (OEA), en donde se reunió en privado con el secretario general del organismo, José Miguel Insulza. "Pepe" participó como testigo de honor en la firma de cinco convenios suscritos entre Insulza y el embajador (saliente) ante la OEA, Jorge Ramón Hernández.

Luego de la firma, el gobernante hondureño ingresó junto a la delegación que lo acompaña en Washington al salón de sesiones, en donde fue recibido con aplausos por los miembros del Consejo Permanente de la OEA, incluida la representante de Ecuador, María Isabel Salvador, quien al igual que el resto de embajadores aplaudieron de pie la visita del presidente Lobo. Hay que recordar que Ecuador, bajo la representación de Salvador, fue la única representación que se opuso a la reincorporación de Honduras ante el seno de la OEA.

En su discurso ante el pleno de la OEA, el Presidente de República sostuvo que la misión de la Organización de Estados Americanos no se limita a la defensa de la democracia en casos de quebrantamiento de sus valores, sino que requiere de una labor permanente y creativa dirigida a consolidarla. Lobo Sosa reiteró su compromiso de respeto de los derechos humanos al hablar de la creación de la Secretaría de Justicia y Derechos Humanos que encabeza la ministra Ana Pineda.

Al término de la sesión el gobernante saludó uno a uno a los 33 embajadores permanentes ante la OEA.

Justicia

En horas de la tarde el titular del Ejecutivo se reunió con el fiscal general de Estados Unidos, Eric Holder, a quien solicitó apoyo para la creación de una nueva policía técnica de investigación criminal que funcione de manera independiente. El embajador de Honduras en Washington, Jorge Ramón Hernández Alcerro, dijo que la reunión se centró en lucha contra la impunidad en Honduras.

"El encuentro giró sobre la cooperación que solicitó el Presidente de la República al Fiscal General, en la creación de un cuerpo técnico especializado en materia investigación criminal", manifestó.

Según Hernández Alcerro, el gobernante hondureño sostuvo que el talón de Aquiles en el combate a la violencia es la ineficacia en la investigación criminal, por lo que solicitó apoyo con nuevas tecnologías y laboratorios forenses y capacitación al Ministerio Público.

En la reunión con el Fiscal General, el Presidente de la República abogó por dos hondureños que habían sido condenados a la pena de muerte por crímenes cometidos en los Estados Unidos. Se trata de Franklin Baquedano y Franklin Gonzalo Sierra, a quienes, según el gobierno de Honduras, no se les había respetado el derecho que le asiste por la Convención de Viena en el sentido de que antes de la condena se debió notificar al consulado respectivo de Honduras.

"Se logró que el fiscal interviniera ante las cortes y la pena de muerte no fue aplicada a estos hondureños", dijo Alcerro. Lobo Sosa también trató con el Fiscal General el caso de un hondureño condenado hace 13 años a pagar una pena de 30 años de cárcel en el Estado de Virginia mediante un proceso irregular. Según el gobierno, este hondureño habría sido condenado de manera injusta a pagar por un delito que nunca cometió.

Presidente Lobo, sea bienvenido a su casa: Insulza

El secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, destacó este martes el trabajo del presidente Porfirio Lobo durante los 21 meses de su gobierno en la búsqueda de la unidad hondureña y el reconocimiento internacional.

"Apoyamos la responsabilidad que usted asumió para dar fiel cumplimiento a las recomendaciones contenidas en el informe de la Comisión de la Verdad, cuyo título es ‘Para que los hechos no se repitan’, las medidas que emanen de estas recomendaciones serán determinantes para lograr niveles de gobernabilidad, entendimiento e inclusión social", dijo.

El secretario de la OEA concluyó sus palabras de bienvenida diciendo: "Presidente Lobo, sea usted bienvenido a esta su casa".