Caracas. El departamento de Estado, Philip Crowley, informó que Estados Unidos deberá reiniciar el proceso de nominación de su embajador en Venezuela, pues expiró el nombramiento de Larry Palmer, quien no obtuvo el beneplácito de Hugo Chávez.

Crowley señaló que la nominación de Palmer quedó "sin efecto formalmente con el cierre del último Congreso", por lo que “tendremos que volver a nominar a un candidato a embajador".

Ahora se abren dos alternativas para el gobierno de EE.UU: insistir con Palmer o fijar un nuevo nombre para Caracas, señaló El Universal.

Un tercera posibilidad es que dilate el nombramiento y se mantenga la relación bilateral a nivel de encargados de negocios.

Para iniciar oficialmente el proceso de designación, el presidente anuncia la nominación de un embajador, sin embargo, antes, hay consultas al país receptor para garantizar que el diplomático obtendrá el beneplácito antes de la confirmación del Senado.

Respecto al proceso de nombramiento, Crowley explicó que "entre los temas que tendremos que evaluar es qué hacer, a partir de los pasos que Venezuela desafortunadamente tomó".