Santo Domingo. Estados Unidos deportó el año pasado a República Dominicana a un total de 3.414 personas oriundas de este país que guardaron prisión en territorio estadounidense por cometer diferentes crímenes y delitos, según estadísticas difundidas este viernes en Santo Domingo.

Los ex presidiarios dominicanos, entre ellos 62 mujeres, fueron trasladados al país a lo largo del 2013 en 22 vuelos especiales rentados por el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE, en inglés), señaló la prensa local.

Pese al elevado número de deportados, la cifra superó apenas por 169 la cantidad de ex convictos repatriados durante el 2012, cuando las autoridades estadounidenses devolvieron a 3.245 dominicanos, destacó en un informe exclusivo el periódico Listín Diario.

Según el matutino, la mayoría de encarcelados cumplió condenas por tráfico de drogas, asesinato, asaltos, falsificación de documentos, fraude, violación sexual, secuestro, extorsión, lavado de dinero, fuegos premeditados, violencia intrafamiliar y otros delitos federales y criminales.

Entre los deportados por el ICE se encuentran 38 reclusos considerados peligrosos en Estados Unidos, debido a que pertenecieron a grupos de sicarios al servicio del narcotráfico, señaló el Listín Diario.

La comunidad dominicana radicada en Estados Unidos asciende a un millón y medio de personas y representa el quinto conglomerado hispano de mayor presencia en territorio estadounidense según un estudio dado a conocer a mediados del año pasado.

Aunque mantiene gran presencia en Florida, la gran mayoría radica en estados de la costa este, sobre todo en Nueva York, Nueva Jersey y Connecticut, donde se concentran a más de 800.000 dominicanos.