Jerusalén. Estados Unidos abrió oficialmente este lunes su embajada en Jerusalén, cumpliendo con la promesa del presidente Donald Trump al reconocer a la emblemática y controvertida ciudad como capital de Israel.

"Hoy abrimos la embajada de Estados Unidos en Jerusalén, Israel", dijo el embajador estadounidense en Israel, David Friedman, al comienzo de la ceremonia inaugural a la que asistieron líderes israelíes y una delegación de Washington.

Tropas israelíes mataron al menos a 38 palestinos a lo largo de la frontera con Gaza después de que cientos de manifestantes se congregaron en la "Gran Marcha del Regreso", en el 70 aniversario de la fundación de Israel, dijeron funcionarios de salud este lunes.

También el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, habló de "un momento histórico" en su cuenta de Facebook.

"Hoy cumplimos nuestra promesa al pueblo estadounidense y otorgamos a Israel el mismo derecho que otorgamos a cualquier otra nación, el derecho a designar su capital". David Friedman.

"Hoy cumplimos nuestra promesa al pueblo estadounidense y otorgamos a Israel el mismo derecho que otorgamos a cualquier otra nación, el derecho a designar su capital", dijo Friedman en un discurso con referencias a la historia y a la Biblia.

A la ceremonia de apertura estaban invitadas unas 800 personas. A ella asistieron también el secretario de Tesoro estadounidense, Steven Mnuchin, y la hija del presidente, Ivanka Trump, junto con su esposo y asesor del mandatario, Jared Kushner.

El reconocimiento de Jerusalén como capital de Israel por parte de Trump en diciembre enfureció a los palestinos, quienes señalan que Estados Unidos ya no puede ser un mediador honesto en ninguna negociación del proceso de paz israelí-palestino.

Los palestinos reclaman a Jerusalén Oriental como la capital del Estado que quieren establecer en los territorios ocupados por Israel de Cisjordania y la Franja de Gaza.

Israel reclama que toda la ciudad, incluido el sector oriental que capturó en la Guerra de Oriente Medio de 1967 y que anexó como territorio propio, es su "capital eterna e indivisible", una medida sin reconocimiento internacional.

 

UE: Escalada podría provocar "sufrimiento atroz". La Unión Europea (UE) hizo este lunes un llamamiento a la contención para evitar una nueva escalada del conflicto en Cercano Oriente, después de que decenas de palestinos perdieran la vida a manos de soldados iraelíes durante multitudinarias protestas en la frontera con Israel.

"Todos esperamos la máxima contención para evitar más pérdidas de vidas", dijo la alta representante de Política Exterior del bloque, Federica Mogherini. 

"Cualquier escalada de una situación ya de por sí extremadamente tensa y compleja podría provocar un sufrimiento atroz a los dos pueblos y hará aún más remota cualquier perspectiva de paz y seguridad", añadió.

Mogherini pidió "sabiduría y coraje" para volver a la mesa de negociaciones a encontrar una solución política al conflicto isarelo-palestino.

*Con información de Reuters y DW.