Washington. El departamento de Estado de Estados Unidos señaló a través de un comunicado una alerta de viajes global para resguardar a los ciudadanos norteamericanos de eventuales hechos de violencia después de la operación militar que terminó con la vida del terrorista Osama Bin Laden.

"El Departamento de Estado alerta a los ciudadanos estadounidenses que viajan o residen en el exterior sobre el aumento potencial de violencia anti-estadounidense dada la reciente actividad contraterrorista en Pakistán", señaló el departamento en un comunicado.

La recomendación es que los ciudadanos que tengan que viajar a las áreas cercanas a la operación militar “son enérgicamente llamados a limitar sus viajes fuera de sus hogares y hoteles y a evitar reuniones y manifestaciones masivas”.

La alerta se extenderá hasta el próximo 1 de agosto.