Caracas. El Departamento de Estado de Estados Unidos comentó en un mensaje enviado a la embajada de su país en Estocolmo que preferían que "los países de la Unión Europea no vendan armas a Venezuela" por los temores de que estas pudiesen pasar a manos de la guerrilla colombiana, según uno de los cables diplomáticos revelados por Wikileaks.

La comunicación se emitió el 10 de agosto de 2009 en medio de la polémica surgida por el hallazgo en manos de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia de armas vendidas por Suecia a Venezuela.

"Apreciamos sus esfuerzos por trabajar con el gobierno colombiano y presionar a Venezuela para que explique cómo tres M-136 AT4 misiles antitanque vendidos por Suecia a Venezuela en 1988 terminaron en manos de las FARC," dice la comunicación.

Estados Unidos no puso un veto a las ventas de armas a Venezuela por parte de países europeos que en 2009 totalizaron unos $52 millones, según el Instituto de Investigaciones para la Paz de Estocolmo (Sipri en inglés), pero recomendó seguir patrones de transparencia y seguimiento en caso de concretarse este tipo de negocios.