Caracas. Venezuela se convirtió en uno de los países que integran la lista negra del tráfico de personas, según el gobierno de los Estados Unidos, luego de cuatro años de estar bajo observación.

El gobierno norteamericano, a su vez, mantuvo a Cuba en el grupo y mantiene en su mira a países como Ecuador, Panamá, República Dominicana y Costa Rica.

Por determinación de Washington, la falta de actuación de la administración de Hugo Chávez en este sentido puede acarrearle varias sanciones al país suramericano, y de ahí la necesidad de tomar correctivos.

"Venezuela es un país de origen, tránsito y destino de hombres, mujeres y niños que son traficados para ser explotados sexualmente o laboralmente", indicó el reporte del Departamento, que fue presentado por la secretaria de Estado, Hillary Clinton.

De mantenerse el mismo estado de cosas que, según los norteamericanos enmarca el panorama en Venezuela, el vecino país dejaría de percibir recursos del país del norte y generar que ese gobierno se oponga a la cooperación crediticia hacia la nación latinoamericana de organismos multilaterales como el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial.