Washington. Estados Unidos rechazó hoy los referendums que se sostienen en dos regiones del este de Ucrania sobre su estatus futuro y dijo que no reconocerá los resultados.

“Como ha dicho Estados Unidos, los referendums que están planeados para el 11 de mayo en partes del este de Ucrania por grupos separatistas armados son ilegales bajo la ley ucraniana y son un intento por crear una mayor división y desorden”, dijo la vocera del Departamento de Estado, Jennifer Psaki, en una declaración por escrito.

“Si estos referéndums siguen adelante, violarán la ley internacional y la integridad territorial de Ucrania”, agregó. “Estados Unidos no reconocerá los resultados de estos actos ilegales”, indicó.

Horas antes, residentes locales de los estados de Donetsk y Lugansk de Ucrania acudieron a las urnas para decidir si desean seguir siendo parte de Ucrania, a pesar del llamado hecho el miércoles por el presidente ruso, Vladimir Putin, para retrasar la votación.

La votación empezó a las 8:00 hora local (05:00 GMT) y terminará a las 22:00 horas (19:00 GMT).

Los referendums tienen lugar después de que Crimea se integrara a Rusia el 18 de marzo tras un referéndum en la península, el cual no fue reconocido por Kiev ni por el Occidente.

“Además, estamos decepcionados de que el gobierno ruso no haya usado su influencia para detener estos referendums a partir de la sugerencia del presidente Putin hecha el 7 de mayo..., cuando también dijo que las fuerzas se retiraban de la frontera ucraniana”, comentó Psaki.

La vocera reiteró que Estados Unidos no ha visto “movimiento militar ruso de alejamiento de la frontera”.

“La dirigencia rusa debe saber que si continúa desestabilizando al este de Ucrania y alterando la elección presidencial de este mes, actuaremos rápidamente para imponer mayores costos a Rusia”, dijo Psaki.

“El gobierno ruso aún puede optar por cumplir sus compromisos de Ginebra, así como seguir la declaración del presidente Putin del 7 de mayo”, agregó. “Los exhortamos a que lo hagan”, afirmó.