Lima. Los peruanos estamos cansados de ver a jueces corruptos, afirmó este jueves el jefe del Estado, Martín Vizcarra, al destacar la urgencia de reformar el sistema de administración de justicia, tras los audios que implican a magistrados en presuntos actos de corrupción.

Desde Puno, donde supervisó las obras de mejoramiento en la carretera Checca-Mazocruz, recordó que el Poder Ejecutivo envió al Congreso un proyecto de ley de reforma constitucional para modificar la manera de elegir a quienes nombran a los magistrados.

Refirió que, así como hay jueces honestos, los removidos integrantes del Consejo Nacional de la Magistratura (CNM) también se equivocaron y “¿a cuánto juez corrupto ha nombrado?”. 

“Estamos cansados los peruanos de ver a jueces corruptos y tenemos que cambiar el sistema de justicia. Por eso hemos dicho que necesitamos con urgencia trabajar en ese aspecto (…). Tiene que identificarse a los corruptos para poder hacer ese cambio”, recalcó el mandatario.

“Necesitamos personas honestas que van a gastar bien, necesitamos personas que rechacen la corrupción como la rechazamos nosotros (…). Es necesario que se comprometan con esta lucha contra la corrupción”, mencionó.

Vizcarra agregó que en el Perú “tenemos, todos juntos, que rechazar la corrupción”.

El dignatario enfatizó, en ese sentido, que el esfuerzo del Gobierno por construir carreteras, colegios y hospitales, y por ejecutar obras de saneamiento básico, debe ir de la mano con la reforma del sistema judicial en el Perú.

Asimismo, el presidente de la República ratificó su invocación a la ciudadanía para elegir a los mejores candidatos en los comicios municipales y regionales del 7 de octubre, porque el Perú -aseveró- necesita autoridades honestas.

“Necesitamos personas honestas que van a gastar bien, necesitamos personas que rechacen la corrupción como la rechazamos nosotros (…). Es necesario que se comprometan con esta lucha contra la corrupción”, mencionó.

Según Vizcarra, si los peruanos trabajan juntos lograrán combatir la corrupcióny cambiar la situación de aquellas instituciones afectadas por este flagelo.

En su opinión, trabajar intensamente desde distintos frentes es una fórmula idónea para combatir la pobreza y la corrupción, y generar condiciones de desarrollo para todos.