El ministerio de Relaciones Exteriores de Chile anunció este domingo el inicio de los trabajos para retirar minas anti-personales en la frontera norte del país por parte de la organización no gubernamental (ONG) Ayuda Popular Noruega.

De acuerdo con un comunicado, la ONG de Noruega recibió el encargo de los gobierno de Chile y Perú para desminar un área designada que comprende partes de los territorios de ambos países.

Se indicó que los trabajos, que durarán unos dos meses, darán inicio el día 15 del presente mes con un equipo de 29 especialistas internacionales.

Al término de los trabajos, Ayuda Popular Noruega garantizará que el área designada por ambos gobiernos ha quedado libre de minas antipersonales y antitanques, las que fueron desplazadas por el deslizamiento natural imprevisto ocurrido en la Quebrada de Escritos en febrero pasado.

A fines de la década de 1970 Chile plantó campos minados en sus fronteras con Perú y Bolivia, al norte del país, debido a los conflictos limítrofes y políticos que se vivían en esa época de regímenes militares en Sudamérica.

La reinstalación de la democracia y los avances en los procesos de diálogo llevaron a la distensión de las amenazas militares en la zona, pese a mantenerse las demandas territoriales de Perú y Bolivia.

Luego de adherirse a la Convención de Ottawa, Chile inició el proceso de retiro de las minas anti-personales en su frontera norte, en plena zona desértica y el Altiplano de la Cordillera de los Andes