Quito, EFE. Los nuevos miembros de la Asamblea Nacional de Ecuador asumirán mañana sus cargos hasta el año 2017, con mayoría absoluta del oficialismo y con la mirada puesta en la reforma del Código Penal y en la Ley de Comunicación.

Cien de los 137 asambleístas pertenecen al movimiento Alianza País, que lidera el jefe de Estado, Rafael Correa, quien considera que lo primero que debe tratar el Legislativo es el Código Penal Integral para contar con mejores mecanismos para "luchar contra la delincuencia".

Otro de los asuntos que deberá tratar la nueva Asamblea es el proyecto de ley de comunicación, que la oposición considera un intento del Ejecutivo de controlar la prensa, aunque Correa sostiene que la propuesta "busca una prensa libre e independiente, que informe y comunique, no que defienda intereses privados".

De los 137 asambleístas que asumirán este martes, 15 son nacionales, seis corresponden a las circunscripciones del exterior (Estados Unidos y Canadá; Europa, Asia y Oceanía; y, América Latina, el Caribe y África) y 116 que representan a las 24 provincias del país.

El pasado jueves, el movimiento oficialista anunció que tres mujeres de sus filas serán nominadas para dirigir la Asamblea Nacional.

Gabriela Rivadeneira será nominada para presidir el órgano parlamentario, mientras que Rosana Alvarado y Marcela Aguiñaga serán postuladas para ocupar las dos vicepresidencias de la Asamblea, según informó entonces el secretario ejecutivo de Alianza País, Galo Mora.

"La Revolución tiene rostro de mujer. Felicitaciones a Gabriela, Roxana y Marcela, futuras presidenta y vicepresidentas de Asamblea Nacional", escribió la semana pasada en su cuenta de twitter el jefe de Estado en adelanto a la designación de mañana.

Al ser la legisladora más votada en los comicios del pasado 17 de febrero, Rivadeneira presidirá la sesión de instalación mañana en la que se designará al presidente y vicepresidente para un período de dos años con opción a la reelección.

Al referirse a la Ley de Comunicación, que ha pasado ya el debate y de la que queda pendiente la votación, Rivadeneira dijo al canal oficial El Ciudadano, que buscarán mecanismos para que ésta recoja los criterios de los nuevos integrantes del Legislativo.

"Tenemos un justificativo, que es justamente el momento de transición. Nosotros queremos que todos los asambleístas, los 137 asambleístas, votemos con conocimiento de causa", señaló al indicar que se buscan formas para recoger las ideas de los diferentes asambleístas "para que la ley salga con todas esas iniciativas".

Rivadeneira, de 29 años, calificó de "joven" a la Asamblea que se instalará mañana a las 10.00 hora local (15.00 GMT) no sólo por la inclusión generacional sino porque, en su opinión, "llega con nuevas alternativas y propuestas".

Aseguró que están delineando ya el plan de trabajo de los primeros cien días del Legislativo en el que se incluye la ley de Recursos Hídricos y ley de Tierras, entre otros.

"Queremos que esos cien días signifique marcar el ritmo de la nueva Asamblea Nacional y que eso nos perdure para los próximos cuatro años, en donde la responsabilidad es profundizar y radicalizar este proceso", añadió.