Los senadores comenzarán este martes en comisiones con el debate del proyecto de dictamen en materia energética, el cual promueve que la Secretaría de Energía elija el modelo de contratación correspondiente a cada licitación en materia petrolera.

Con ello, la dependencia federal podrá elegir entre contratos de servicios, de utilidad o producción compartida o de licencia para las licitaciones que se lleven a cabo.

El proyecto de dictamen por el cual se expide la ley de hidrocarburos y se reforma la Ley de Inversión Extranjera, la Ley Minera y la Ley de Asociaciones Público Privadas establece más de 80 cambios a la iniciativa del presidente Enrique Peña Nieto, documento que será sometido a discusión de las comisiones unidas de Energía y Estudios Legislativos Primera del Senado.

La redacción promueve modificación al proceso de licitación que se deberá seguir para adjudicar contratos, por lo que se aclara que “los criterios de precalificación establecerán las condiciones mínimas que los interesados deberán cumplir respecto de los elementos técnicos, financieros, de ejecución y de experiencia”.

Se incluyen como mecanismos de adjudicación de los contratos a las subastas ascendentes, subastas descendentes y subastas al primer precio en sobre cerrado.

Además, los cambios pretenden dotar de más atribuciones a la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH). En materia de exploración y extracción de hidrocarburos, se faculta a esta institución autónoma para autorizar la modificación de los participantes en alianzas o asociaciones que cuenten con un contrato; sin embargo, la Secretaría de Energía podrá manifestar su inconformidad si la decisión contraviene la política energética o los intereses nacionales.

Asimismo, la CNH aprobará los planes de exploración y de desarrollo para la extracción, en lugar de la Sener.

Facultades regulatorias. La institución autónoma tendrá atribuciones regulatorias si hay abandono o desmantelamiento de las instalaciones en los campos.

El documento añade que a la Secretaría de Energía le tocará emitir los permisos para el tratamiento y refinación del petróleo; el proceso del gas natural; la explotación y exploración de hidrocarburos, gas licuado de petróleo, petrolíferos y petroquímicos.

Pero a la Comisión Reguladora de Energía le tocará otorgar permisos para el transporte, almacenamiento, distribución, compresión, licuefacción, descompresión, regasificación, comercialización y expendio al público de hidrocarburos, gas licuado de petróleo, petrolíferos, petroquímicos y sistemas integrados.

Los comercializadores de hidrocarburos, gas licuado, petrolíferos y petroquímicos requerirán del permiso de la Comisión Reguladora de Energía para operar, esto con el fin de que no se obstaculicen las actividades; además, deberán entregar un registro estadístico de las operaciones en México.

Otra de las facultades de la Sener será instruir a las dependencias o autoridades federales para que fomenten proyectos de cobertura social y desarrollo de la industria nacional; además, podrá emitir resolutivos y recomendaciones sobre el impacto social de los proyectos en materia de hidrocarburos.

Novedades del proyecto de dictamen.

- La Sener será la encargada de determinar los modelos de contratación (producción compartida, utilidad compartida o licencias) para la explración y explotación de hidrocarburos.

- Será la CNH, y no la Sener, la encomendada para dictaminar y autorizar asignaciones de proyectos hidrocarburíferos.

- La Sener podrá manifestar su inconformidad respecto de las decisiones de la CNH en las asignaciones de contratos.

- Las alianzas de Pemex serán autorizadas por la CNH y no por la Sener.

- El criterio de revocación de contratos a los licitantes se suaviza, pues ésta no se dará si presentan información falsa o incompleta sólo por una ocasión.

- Se eleva el contenido nacional en proyectos energéticos de 25 a 35%.

- Se prevé que se pueda adelantar la apertura a la importación de gasolina para antes del 2019, si lo estima pertinente la Cofece.