Santiago, Andina. El movimiento estudiantil chileno fijó este viernes el cronograma de movilizaciones por una educación pública y de calidad, y anunció para el jueves próximo un paro nacional.

La presidenta de la Federación de Estudiantes de Chile (FECH), Camila Vallejo, detalló que este fin de semana los jóvenes junto a sus familiares se reunirán para seguir exigiendo una reestructuración de fondo al sistema educativo del país.

Para este martes 16 de agosto, añadió, realizarán una jornada de movilización, y los días 24 y 25 marcharán hacia el Parlamento junto a la Central Unitaria de Trabajadores, informó la agencia Prensa Latina.

Alumnos de la carrera de Ingeniería Comercial de la Universidad Católica trabajarán mañana en la reconstrucción para ayudar a reparar los daños ocasionados por encapuchados en las últimas marchas.

"Lamentamos muchísimo que agentes externos al movimiento estudiantil hayan causado destrozos en las calles y por eso mismo hemos decidido hacernos cargo al respecto", indicó Germán Reyes, presidente del centro de alumnos.

En tanto, hasta las primeras horas de hoy, los estudiantes secundarios y universitarios, junto a los profesores, protagonizaron una vigilia frente al Palacio de La Moneda, en una muestra ininterrumpida de actividades con las que el movimiento estudiantil reclama sus derechos.

En otros puntos de esta capital y otras ciudades del país se escucharon cacerolazos en apoyo a los jóvenes.

Desde hace casi tres meses, el alumnado de esta nación suramericana exige que el Estado asuma los costos de la educación pública.

También demandan el fin al lucro en el sector, menores costos de transporte, la reducción de las desigualdades en los institutos públicos y cortar las abultadas deudas con las que quedan los universitarios al culminar sus carreras.