Santiago. La Confederación de Estudiantes de Chile (Confech) ratificó que pedirá la mediación de las Naciones Unidas para destrabar el conflicto que mantiene con el gobierno hace ya seis meses en reclamo de reformas al sistema de educación.

El vocero de la Federación de Estudiantes Mapuches, José Ancalao, explicó que la decisión se adoptó ante "el poco compromiso y la nula disposición que mostró el gobierno para resolver este tema".

Ancalao precisó que la solicitud será presentada en noviembre en Ginebra, durante un viaje a Europa que realizarán representantes del movimiento estudiantil para responder a invitaciones de la ONU y el parlamento francés.

El presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad Católica, Giorgio Jackson, aseguró que el desafío principal del movimiento que lucha por reformas estructurales a la educación es "politizar a la gente" para que "los cambios se produzcan y la demanda sea sustentable en el tiempo".

En una entrevista con el diario La Tercera, Jackson señaló que si el movimiento se desilusiona "vendrá uno mucho más violento en tres, cuatro, cinco años más".