La Paz. El presidente de Bolivia, Evo Morales, afirmó que Estados Unidos busca comprar dirigentes sindicales con el fin de crear conflictos internos contra su gobierno.

El jefe de Estado afirmó que “estamos detectando, no estamos durmiendo, Usaid (agencia de cooperación estadounidense), nuevamente los gringos, (están) detrás de algunos dirigentes del campo y de la ciudad. Como no hay los vende patrias que nos pueden hacer frente... quieren comprar a nuestros dirigentes y confundir a la población con cualquier pretexto o argumento”.

Añadió que “conocí muchas autoridades originarias del Conamaq (Consejo Nacional de Ayllus y Markas del Qollasuyo) algunos de nuestros hermanos mallkus y ex autoridades... del Conamaq, (y) después (los) encuentro trabajando con la embajada de Estados Unidos. Esos no son nuestros principios. No voy a decir nombres, pero ahí están y muchos hermanos también los han identificado”, dijo La Razón.

El jefe de Estado efectuó estas declaraciones durante el acto de consagración de dirigentes indígenas, que se efectuó este domingo en la plaza Murillo, y se producen luego que el vicepresidente, Álvaro García Linera, denunciara una “intervención ideológica” de parte de la agencia de cooperación de Estados Unidos (Usaid, por sus siglas en inglés).

Por su parte, el viceministro de Coordinación con los Movimientos Sociales, César Navarro, y el ministro de Autonomías, Carlos Romero, también sostuvieron que la Usaid intenta dividir a los sindicatos.

"La intencionalidad (de Usaid) es deslegitimar a las organizaciones indígenas y crear un clima de conflicto y enfrentamiento entre el Gobierno y las organizaciones indígenas y sociales y eso nos demuestra un comportamiento altamente político en desmedro de un proceso de unidad como lo que estamos viviendo los bolivianos", señaló Navarro.