Evo Morales admitió este martes que "hay que reconocer que no ha sido tan sencillo preparar una demanda", aludiendo a la demanda marítima de Bolivia en contra de Chile, la cual anunció en marzo de 2011.

El mandatario boliviano, sin embargo,  insistió en que se deben revisar los tratados. "Acudir a los tribunales internacionales sigue vigente. Hay una comisión que sigue trabajando", según informa Emol.

Morales reconoció que “en Latinoamérica hay varios problemas territoriales. Con tratados o sin tratados se han resultado. Cómo es posible que no se pueda resolver (demanda marítima)", sostuvo, de acuerdo a Radio Bio-Bio.

Las declaraciones de Morales se dan tras la decisión de Bolivia de no presentar un proyecto de resolución sobre su aspiración marítima en el marco de la 42° asamblea de la OEA, que se celebra en Cochabamba, hasta este martes.