La Paz. Tras asegurar que Chile “sólo quiere hacer perder el tiempo” en el diálogo sobre el mar, el presidente Evo Morales admitió que cayó “en la trampa” tendida por el país vecino e hizo notar que la reunión de diciembre con su colega Sebastián Piñera marcó el inicio del giro en la política del mar.

En una conferencia de prensa en Potosí, el mandatario recordó que el proceso de diálogo iniciado en 2006 no dio resultados y que, en consecuencia, la decisión de llevar a instancias internacionales el tema del mar es un paso en el objetivo de recuperar soberanía en las costas del Pacífico.

“En los cinco años de diálogo me he dado cuenta que Chile sólo quiere hacer perder el tiempo”, aseguró y reveló que exigió, sin resultados, a su colega chileno Sebastián Piñera, en la reunión de diciembre en Brasil, propuestas sobre la demanda nacional.

“En las últimas reuniones que tuve en Brasil, junto con el canciller David Choquehuanca y el ministro de Defensa (Rubén Saavedra), presionamos (a Chile y sostuvimos que) queremos saber una propuesta formal escrita, que será una base de negociación. Y el presidente de Chile me dice: esta reunión es informal. Cuando exigimos ¿dónde está la propuesta?, ¿por dónde va ser la soberanía?, no hay, entonces, ¿qué nos toca?, también apelar a los tribunales internacionales”, explicó.

En el encuentro bilateral al que hizo referencia el mandatario se acordó formar una comisión de alto nivel, integrada por los cancilleres, para acelerar el tratamiento de la agenda de 13 puntos, donde está la reivindicación nacional. La reunión se realizó en febrero, en La Paz, y se acordó acelerar el diálogo y agendar un próximo encuentro presidencial.

“Tal vez en este corto tiempo como presidente he caído en la trampa de Chile, (soy) sincero, muy responsable, porque cuando exigimos ¿dónde está la propuesta?, ¿por dónde va a ser la soberanía?, no hay”, insistió el Mandatario, quien expresó sus dudas sobre los resultados del diálogo. “Esperar otros 132 años mediante el diálogo, ¿qué se va a conseguir?”, se preguntó.

El 23 de marzo, Día del Mar, el gobierno anunció la decisión de llevar el tema del mar a instancias internacionales e inició una estrategia para consolidar la unidad en torno a esta iniciativa. En Chile, el propio Piñera salió a responder que no existen temas limítrofes pendientes y que no condice el diálogo con la demanda.

El canciller chileno Alfredo Moreno advirtió este miércoles que la decisión de Morales llevará a un mal resultado a Bolivia. Su colega boliviano, David Choquehuanca, solicitó este miércoles a Moreno utilizar los conductos regulares para emitir comentarios sobre el tema.

Morales, en la conferencia en Potosí, aseguró que la decisión tomada no representa ningún retroceso en la temática marítima. “Es un paso más para seguir avanzando, felizmente tenemos apoyo de la comunidad internacional”, sostuvo.

Prevén convocar al canciller. El vicepresidente Álvaro García considera convocar al canciller David Choquehuanca a la Asamblea para que explique la estrategia marítima. Coincidió con el Canciller en llamar a gobernantes, políticos y ciudadanía a manejar con “mucha seriedad” la temática marítima.