El presidente Evo Morales reconoció este sábado que su gobierno tuvo desaciertos, pero afirmó que el proceso de cambio en Bolivia es irreversible, ya que reivindica a los sectores más abandonados y humillados, lo que no significa que éstos ahora pasen de discriminados a ser discriminadores.

“Seguramente ha habido desaciertos, equivocaciones; podemos cometer errores, pero jamás va a haber traiciones a la lucha del pueblo boliviano; digan lo que digan los vendepatrias, hagan lo que hagan los neoliberales, este proceso de cambio es irreversible, es camino sin retorno”, señaló el jefe del estado en la población de Tiwanaku.

Además, afirmó que algunos sectores de la oposición dicen que se debe variar de dirección para que se dé el verdadero cambio. No obstante, hizo notar que éste “es un proyecto político, un proyecto programático, es una reivindicación del pueblo boliviano”.

En ese marco, manifestó que si bien este movimiento nace de los sectores más abandonados y humillados, en alusión a los campesinos, indígenas y originarios, estos “ahora no pueden pasar a discriminar”, por lo que recobró planteamientos de Túpac Katari y Zárate Willka respecto a que “si hay ayllus en las áreas rurales, (debe haber) ayllus en las ciudades de los blancos para trabajar juntos”.

En su discurso, Morales resaltó el hecho de que fue posesionado como el primer Presidente indígena en Tiwanaku, La Paz, en una fecha similar, hace seis años.

“Yo mismo a veces no puedo creer, cuatro años del Estado colonial y dos años del Estado plurinacional, ya estamos seis años de presidente”, dijo el mandatario.

A su vez, recordó que antes de que llegara a la presidencia, en 2006, el país era víctima de la inestabilidad política.

“Cinco años atrás, cada año había presidente (nuevo), y nosotros después de llegar a la presidencia ya estamos seis años”, manifestó y luego citó las cortas gestiones de Hugo Banzer Suárez, Jorge Quiroga, Gonzalo Sánchez de Lozada, Carlos Mesa y Eduardo Rodríguez Veltzé, que le antecedieron.

Celebración. Con esas palabras, el jefe del estado cerró el acto que se desarrolló en Tiwanaku, donde representantes de diversos sectores se apostaron, desde tempranas horas, en las graderías de una cancha que estrenó césped sintético.

Fue precisamente en este escenario en el que el Consejo Plurinacional de Amautas y Guías Espirituales preparó una ofrenda andina para bendecir al gobernante y su gestión.

“Hoy se marca el inicio de una nueva estación, además que un día como hoy posesionamos al presidente en nuestras sagradas ruinas; es una época especial y esta ofrenda es para agradecer a la Pachamama, por ejemplo ya se ve la flor de la papa, que le vaya todo muy bien al presidente”, expresó el amauta Lucas Choque.

Los pobladores de la localidad de Taraco lucían polleras verdes y mantas de colores intensos, mientras que las autoridades originarias, mallkus, vestían ponchos y llevaban chicotes. En otro sector, se concentró más de una veintena de equipos de fútbol.

No faltaron las banderas azules con el rostro del presidente y la ofrenda, wajta, que se hizo tradicional en este tipo de acontecimientos.

Además, fue el primer acto público en el que participaron las presidentas de las cámaras de Senadores y Diputados, Gabriela Montaño y Rebeca Delgado, respectivamente, a quienes recordó que deben trabajar en 70 leyes que propuso el Encuentro Plurinacional.

Informe. El programa incluye un desfile con diversos movimientos sociales.

Con una masiva concentración de los movimientos sociales en la plaza Murillo y el mensaje del presidente Evo Morales, Bolivia celebrará este domingo el segundo aniversario del Estado Plurinacional.

Así lo hizo saber el viceministro de Coordinación con los Movimientos Sociales, César Navarro. “Primero, el presidente va a dar su mensaje al país, en la Asamblea Legislativa Plurinacional, del segundo año de mandato como Presidente del Estado Plurinacional y los avances en la implementación de la Constitución Política del Estado”, señaló.

De acuerdo con el programa que se dio a conocer en el Palacio de Gobierno, los actos comienzan a las 6:00 horas en que la guardia de honor, a cargo de los Colorados de Bolivia, se dispondrá en el frontis de este edificio.

Para las 9:30 horas se tiene programada la llegada de representantes del Órgano Judicial, del cuerpo diplomático y organismos internacionales al Legislativo.

El mandatario Morales aguardará en el Palacio la convocatoria a la sesión de honor de la Asamblea. Tras el informe se prevé una columna de honor, un ritual andino y la presentación de varias agrupaciones musicales.

Centro político desde 2006. Evo Morales asumió su segundo mandato como líder político y espiritual de los pueblos indígenas del mundo el 21 de enero de 2010, en Tiwanaku. En 2006, también en esa población, fue posesionado con un atuendo inca.