El presidente de Bolivia, Evo Morales, volvió a arremeter en contra de Chile mediante la red social Twitter tras la condena recibida por 9 funcionarios públicos bolivianos que fueron detenidos en marzo en Tarapacá. Junto con ello anunció que su Gobierno pagará la multa impuesta por la justicia chilena en la causa.

Tras meses de investigación, el Tribunal de Garantía de Pozo Almonte decidió condenar a 7 de ellos a 3 años y un día de prisión, además de una millonaria multa, mientras que los dos militares arrestados también fueron penados por porte ilegal de armas, aunque no entrarán a la cárcel si abandonan Chile antes de un mes.

Para el mandatario del territorio altiplánico los “hermanos bolivianos fueron flagelados, apresados y condenados a una muerte civil por represalias del Gobierno de Chile”. Tal como lo sostuvo en otras ocasiones, Evo Morales tildó a sus 9 compatriotas como “mártires”.

Recordemos que tras conocerse antecedentes del caso de los ciudadanos bolivianos, en la Paz apuntaron a una detención ilegal, enfatizando que los funcionarios públicos se encontraban en la zona fronteriza con Chile en medio de un operativo contra el contrabando.

Mediante un segundo comentario, el jefe de Estado señaló que “la justicia chilena está subordinada a una política de agresión”.

Finalmente Evo Morales aseguró que el Estado boliviano velará por los condenados y “sentenciados injustamente”. “Firmaremos Decreto Supremo para cubrir multa de US$49.834”, remató.