El presidente boliviano Evo Morales condenó la inserrucción policial que enfrentó su par ecuatoriano Rafael Correa y lo calificó como una "vergonzosa conspiración".

Morales también ratificó su respaldo al proceso democrático de Ecuador.  En una carta firmada por el presidente boliviano, éste condena la "conspiración política generada en la hermana República del Ecuador, para alejar de la Presidencia al hermano Rafael Correa y ratifica su respaldo al proceso democrático".

Subraya que esta "vergonzosa conspiración alentada por políticos que no gozan del apoyo del pueblo, tiene la clara intención de culminar en un golpe de Estado que interrumpa el proceso revolucionario que vive el pueblo del Ecuador", de acuerdo a la Agencia Boliviana de Información.

La carta de Morales agrega que "este es un nuevo intento por evitar a la fuerza y por la violencia, como ocurrió en Honduras, el imparable crecimiento del cambio revolucionario en toda América Latina y en los países que integran la Unión Sudamericana de Naciones (UNASUR) y la Alternativa Bolivariana para los Pueblos de nuestra América (ALBA).

"Bolivia rechaza estos afanes golpistas en el Ecuador y ratifica su total respaldo a la democracia, al pueblo y al presidente Correa y anuncia que estará dispuesta a apoyar de cualquier manera el proceso revolucionario que vive la hermana nación ecuatoriana", concluye la comunicación.