La Paz, EFE. El presidente de Bolivia, Evo Morales, dijo este viernes que el gobierno de Chile debe pedir "perdón" a los tres soldados bolivianos detenidos en ese país, los cuales fueron ya liberados sin juicio, como manera de demostrar que es un "buen vecino".

"Lo mejor que puede hacer el gobierno de Chile es pedir perdón a los tres soldados. De esta manera podemos entender que es un buen gobierno, un buen vecino, que está dispuesto a trabajar de forma conjunta", afirmó Morales en un discurso en un base militar aérea.

Morales calificó de "triunfo de la dignidad del pueblo boliviano" la "liberación sin culpa" y "sin condena" de los tres reclutas, quienes retornarán este viernes a Bolivia tras aceptar una solución alternativa al juicio, acordada por la Fiscalía chilena y la defensa.

El presidente volvió a calificar de "injusta" la detención pues, según él, si los soldados entraron a territorio chileno sin permiso y armados fue porque estaban persiguiendo a contrabandistas.