La Paz. El presidente de Bolivia, Evo Morales, criticó la ofensiva internacional contra Libia y acusó a la Organización de las Naciones Unidas de no estar cumpliendo su rol y de responder a los intereses de las potencias.

En conferencia de prensa en el palacio de gobierno, el mandatario boliviano agregó que la defensa de los Derechos Humanos es importante, pero no se le debe utilizar para invadir y "masacrar".

"Por tanto esto ya no es una acción de las Naciones Unidas para defender al pueblo Libio para defender a la sociedad civil en Libia, yo llego a la siguiente conclusión: la ONU ya no es una organizaciones de la naciones unidas, sino que es una organización de las naciones invasoras, por tanto, debería ser ONI, organización de naciones invasoras, interventoras, como lo están haciendo hasta ahora".

Opinó también que el Consejo de Seguridad de la ONU es en realidad "consejo de inseguridad para los pueblos del mundo (…) No es posible que un grupo de países se adueñen de este consejo para invadir a pueblos".

Morales defendió que los países deben resolver internamente sus problemas. Los organismos internacionales pueden colaborar para encontrar soluciones, pero "no es posible que el Consejo de Seguridad, so pretexto de defender la vida de los civiles, invadan a un país como Libia".

Además resaltó que si algún mandatario ha cometido violaciones a los derechos humanos, la justicia nacional e internacional deben ser las encargadas de procesarlo.

El jueves pasado, el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas aprobó una resolución que permite el uso de la fuerza para imponer una zona de exclusión aérea sobre Libia y para proveer asistencia y protección a la población civil de ese país. Exigió al presidente libio, Muammar al Gaddafi, el ceso inmediato de los ataques contra la población civil.

El sábado, Francia comenzó con los ataques aéreos contra objetivos militares terrestres de las fuerzas gadafistas.

El presidente Morales criticó también a las potencias como Estados Unidos de intervenir contra los países "antiimperialistas", pero cuando se presentan problemas en naciones "pro yanquis" no suelen tomar decisiones.

"Cuando algún grupo pro yanqui, pro capitalista se subleva frente a su gobierno, un gobierno antiimperialista, ahí no hace nada Estados Unidos ni el Consejo de Seguridad".

Sugerencias. Ante la crisis de Libia, el mandatario boliviano hizo dos propuestas. La primera, suspender de forma "inmediata" la agresión e invasión armada al país árabe y la segunda, se que se conforme una comisión internacional que medie en la situación para hallar una salida pacífica.

Esta comisión debe ser presidida por la Secretaría General de las Naciones Unidas y además por la Liga Árabe y la Unión Africana.