La posibilidad de un proceso revocatorio contra el vicepresidente Álvaro García Linera, alentada por dirigentes de la Federación de Campesinos de La Paz Túpac Katari, fue descalificada ayer por el primer mandatario Evo Morales, por su coincidencia con los intentos de la “derecha” de enfrentarlos entre el 2006 y 2007.

“En esos años nos quisieron enfrentar. La compañera Silvia Lazarte me llamó llorando, para alertarme, también una periodista, pero les dije que no pasaba nada. Eran intentos de la derecha”, reveló.

El Presidente refirió que al fracasar ese intento, se buscó enfrentar a Juan Ramón Quintana con el canciller David Choquehuanca. “Son intereses políticos y económicos. Lo peor es que algunos compañeros dirigentes dicen que van a pedir revocatorio al Vicepresidente. Qué coincidencia con lo que trató la derecha el 2006 y 2007, pero no es la organización, son personas que se infiltran para dirigir la organización y crear conflictos”, explicó.

El Presidente señaló que no se puede dar más de lo que se tiene, “como el padre de familia que da el recreo a los hijos”, al referirse a los pedidos de algunos dirigentes de organizaciones. “Lo que pasa es que algún compañero trata de aprovechar de cómo sacar todo”.