La Paz, Andina. El presidente de Bolivia, Evo Morales, descartó que su país vaya a generar energía nuclear y se pronunció favorable a que tampoco lo haga ningún país de Sudamérica.

”Lo que pasó en Japón con la energía nuclear es muy grave y da lástima y una enorme preocupación”, dijo Morales en la localidad de Tiquipaya, en el centro del país altiplánico, según informó la agencia noticiosa estatal ABI.

”Tenía muchos deseos de que Bolivia tuviera energía nuclear -energía nuclear, no bombas atómicas-, pero ahora me doy cuenta de que tal vez estuve equivocado, ahora hay que pensar y tal vez rechazar al ver el Japón”, señaló el mandatario.

En el discurso que dio para conmemorar el aniversario de la primera Cumbre Mundial de los Pueblos por el Cambio Climático y los Derechos de la Madre Tierra, que se realizó en 2010 en Tiquipaya, Morales sostuvo que Sudamérica debe ser sin energía nuclear, para defender la vida de los bolivianos, los sudamericanos y los latinoamericanos.

Bolivia tiene reservas de minerales radiactivos, como el uranio, que aún no han sido investigadas ni certificadas, aunque recientemente varios países, como Irán, habían manifestado un interés preliminar de cooperar en estas tareas, recordó la agencia DPA.

En los años 70 del siglo XX se instaló una planta experimental en la localidad paceña de Viacha, en el oeste del país, cuyas operaciones fueron canceladas por falta de recursos.