Bolivia no está inmersa en una carrera armamentista que busque enfrentamientos con países vecinos, como señalaron algunos medios de comunicación de Paraguay, según manifestó el presidente Evo Morales Ayma.

En una conferencia de prensa desestimó esas denuncias y lamentó que "algunos medios de comunicación de Paraguay pretendan provocar fricciones entre las naciones y los pueblos".

Señaló que si bien las Fuerzas Armadas de Bolivia fortalecen su estructura, no es para buscar enfrentamientos con países hermanos, sino encarar la lucha contra el narcotráfico y el contrabando.

El mandatario subrayó que "parece que esas denuncias son para evitar que la Policía y Fuerzas Armadas se fortalezcan, "parece los hacen circular estas versiones defienden al narcotráfico".

Esos informes señalan que "Bolivia se refuerza militarmente con apoyo de Venezuela", consigna la agencia ABI.

El Jefe de Estado subrayó que lo que existe con Venezuela es un convenio para el funcionamiento en Bolivia de una fuerza binacional con el objetivo de llevar adelante programas de desarrollo en diversas regiones.

"Cargada de palas y tractores, la fuerza binacional boliviano-venezolana ha llevado hasta hoy obras de mantenimiento de caminos y otros emprendimientos en localidades de los departamentos del Beni, Pando, Santa Cruz y el norte de La Paz", anotó.

Morales expresó su respeto y admiración por el presidente de Paraguay, Fernando Lugo, "por su compromiso con el desarrollo de su pueblo".

El Mandatario expresó que los informes que hacen circular por Wikileaks buscan enemistar a los gobiernos y pueblos.

"El Wikileaks es un instrumento del imperialismo de Estados Unidos para enfrentarnos y crear desconfianzas entre los países amigos", aseveró.

Lamentó que algunos medios de comunicación se presten a esos informes que carecen de veracidad. "Por esas publicaciones, los medios de comunicación pierden credibilidad en la población", dijo.