La Paz. El presidente de Bolivia, Evo Morales, destacó hoy la aprobación de 52 por ciento de la población su gobierno en 10 años de gestión, según los resultados de una encuestadora privada.

Este apoyo popular al gobierno boliviano se obtuvo a pesar de la "campaña de mentiras" en su contra, desplegada por la derecha opositora y apoyada por Estados Unidos, afirmó el mandatario.

"Después de haber sido pulido mediáticamente en las redes sociales (de internet), el pueblo cree en esta gestión todavía con el 52 por ciento, después de casi 10 años de presidente, cuando otros gobiernos se desgastan en seis meses", dijo Morales durante una rueda de prensa en La Paz.

La gestión del presidente Morales tiene una aprobación de 52 por ciento, mientras que la desaprobación alcanza 41 por ciento, según una encuesta aplicada a 1.060 personas de las ciudades de El Alto, La Paz, Cochabamba y Santa Cruz por la empresa Ipsos para el canal de televisión paceño RTP.

El presidente aseguró que se siente fortalecido por ese nivel de apoyo tras una década de gestión, pese a que la encuesta se enfocó en los centros urbanos del eje troncal de Bolivia, donde a su juicio el respaldo a su gestión ha sido por lo general bajo.

"Si esa encuesta se realizaba en las regiones rurales y no sólo en los centros urbanos, seguramente que el porcentaje iba a ser más alto, pero de todas manera podemos decir que estamos aprobados después de 10 años de gobierno", aseveró.

El análisis de percepción de Ipsos también arrojo datos sobre la gestión del vicepresidente de Bolivia, Alvaro García Linera, quien goza de un apoyo de 43 por ciento.

Este viernes Morales también cuestionó los resultados negativos que alcanzó el plan de reforma constitucional que impulsó su gestión a través de una consulta ciudadana para validar su repostulación en 2019.

"Para el 21 de febrero se ha preparado una mentira montada desde Estados Unidos. Pese a tantas mentiras el pueblo está convencido de este proceso", agregó el gobernante.