La Paz. El presidente de Bolivia, Evo Morales, fue operado la noche del sábado de problemas en su rodilla izquierda, en una clínica de Cochabamba, en el centro del país.

Según informó la agencia estatal ABI, el mandatario fue sometido a una cirugía artroscópica, que se extendió por cerca de tres horas, tras lo cual deberá permanecer en "reposo relativo" durante tres semanas.

"El mandatario, por su intensa actividad diaria y deportiva presentaba molestias en la región anterior de su rodilla izquierda, de larga evolución", indicó una fuente a la agencia, por lo cual "una junta médica recomendó en días pasados la intervención".

"Se trataba de una dolencia pasada y crónica que le hubiera impedido no solamente mantener prácticas deportivas, sino ocasionado dolores permanentes y dificultad al caminar", acotó.