Evo Morales dio un espaldarazo a la Cámara de Diputados que este viernes aprobó el proyecto de ley, pese a las protestas de instituciones vinculadas a la prensa.

La norma contra el Racismo y toda forma de Discriminación establece en su artículo 16 que el medio de comunicación que autorice y publique ideas racistas y discriminatorias será pasible a sanciones económicas y de suspensión de licencia de funcionamiento sujeto a reglamento.

“Ahora algunos dueños de medios de comunicación, algunos comentaristas están protestando, (dicen) que eso ataca a la libertad de expresión. Ustedes saben, sobre todo los hermanos de la ciudad de Santa Cruz, que hay un radialista por ahí que cada día nos golpea a los indígenas, que (dice) los collas, eso es racismo”, señaló Morales sin identificar el nombre de la persona aludida.

El Presidente señaló que “esa gente que dice, que practica racismo aprovechando algún micrófono, tiene que molestarse, se molestará y tenemos que erradicar el racismo, la discriminación, es la otra responsabilidad”.

Morales recordó que incluso hubo una radioemisora, tampoco dio su nombre, que decía “hay que matar a ese indio Evo Morales”.

Pronunciamiento contrario a la ley. Las asociaciones de prensa del país se pronunciaron en contra de algunos artículos de esa ley. El presidente de la Asociación Nacional de Prensa (ANP), Marco Dips, indicó que con la aprobación de esa norma “el Estado boliviano romperá con el sistema democrático al amordazar a la prensa”. Mientras que los trabajadores de la prensa de Potosí también rechazaron esa ley.

Ante esas críticas, el Primer Mandatario afirmó que “tenemos la obligación de erradicar a los racistas que son dueños de medios de comunicación”.

Luego pidió a los miembros de la Coordinadora de los Pueblos Étnicos de Santa Cruz (Cepes) a quienes entregó una sede, que fue construida con el programa Evo Cumple, que tengan paciencia, pues se acabará con la discriminación que se difunde en algunos medios de esa ciudad.

Entretanto, el subjefe de bancada del MAS en el Senado, Eugenio Rojas, informó que la próxima semana el proyecto de ley será remitido a una comisión donde se convocará a las instituciones que se oponen a la normativa.

“Se los va a convocar y se escuchará sus posiciones”, aseguró Rojas. Acotó que aún no hay una fecha de aprobación de la norma.