El presidente Evo Morales negó que impulse una carrera armamentista y aclaró que la modernización de las Fuerzas Armadas responde a la política de lucha contra el narcotráfico, publicó el diario paraguayo ABC.

Las declaraciones se dieron luego de que el mandatario se reunió en la ciudad de Mburuvicha Róga con sus homólogos de Paraguay y Uruguay, Fernando Lugo y José Mujica, respectivamente, para tratar temas pendientes del bloque trilateral denominado Urupabol.

“Para nada. Tenemos comandos conjuntos para combatir el narcotráfico, para luchar contra el narcotráfico y el contrabando. Hay derecho a modernizarse para luchar contra el narcotráfico. (…) Si el mensaje (de carrera armamentista) viene de los medios de comunicación y no de las autoridades, los medios pueden magnificar o quieren defender al narcotráfico”, manifestó la autoridad.

Consultado sobre el refugio otorgado en Paraguay al ex gobernador tarijeño Mario Cossío, quien es procesado en Bolivia, comentó que “solo el que tiene cuentas pendientes con la justicia huye”.

Aseguró que Cossío no es un perseguido político y acotó que el tema no ha enturbiado las relaciones bilaterales con el gobierno de Lugo.

Asimismo, según ABC, consultado sobre el Acuerdo Constitutivo de la Unión de Naciones Suramericanas, refirió que debe ser tratado por el Congreso nacional.