La Paz. El presidente de Bolivia, Evo Morales, negó que la reunión ampliada de gabinete de este viernes tenga como fin evaluar ni cambiar a alguno de sus ministros.

El mandatario enfatizó que “no se evaluará la capacidad de algún ministro o ministra, lamentablemente dirigentes de sectores sociales y medios de comunicación se equivocaron, queremos debatir por qué no se aceleró la inversión pública en 2010”.

Explicó que el diálogo con sus colaboradores “será para acelerar desde enero en al menos 7% de ejecución. La reunión no es para decir qué ministros sirven o no”, informó Erbol.

Sin embargo, antes de ingresar al encuentro, hubo algunos ministros que se autoevaluaron, como el ministro de Autonomía, Carlos Romero, quien dijo que en su cartera “pese a la pugna, ya hay pilares fundamentales para avanzar, como son el buen diseño constitucional y una la Ley (Marco Autonomías). Falta los estatutos autonómicos, nos faltan operar las trasferencias sectoriales y avanzar en el tema económico”.

Por su parte, su par de Hidrocarburos y Energía, Luís Fernando Vincenti, reconoció la baja ejecución presupuestaria en su área.