La Paz. El Presidente Evo Morales desdramatizó el incidente con algunos equipos de prensa chilenos que lo aguardaban a la salida de Palacio Quemado en La Paz y a quienes trató de "agentes de inteligencia".

Según el Mandatario boliviano, "lamentablemente al salir del Palacio (de Gobierno) algunos periodistas chilenos casi me golpean con sus micrófonos los labios", por lo que les pidió "un poco de comportamiento, a la altura de cualquier periodista profesional".

"Tampoco nos pueden obligar a que hablemos", añadió el Mandatario boliviano, según consigna el sitio boliviano Página Siete. "Yo entendí que parecen que no son periodistas de la prensa, creo que son de inteligencia chilena, espero no equivocarme", añadió.

La reacción de Evo Morales fue criticada desde La Haya por el canciller chileno Heraldo Muñoz, quien dijo que "elevar los decibeles y la retórica agresiva es inconducente". También el Colegio de Periodistas chileno solidarizó con los equipos de prensa nacionales.

El impasse ocurre a dos días del inicio de los alegatos entre Chile y Bolivia en La Haya sobre el recurso que presentó Chile para objetar la competencia del tribunal internacional para juzgar la demanda boliviana.